Público
Público

Los delitos subieron un 1,5 por ciento en 2009, el menor aumento de los últimos 4 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los procedimientos por delito incoados en 2009 crecieron un 1,5 por ciento respecto al año anterior, al pasar de 4.680.449 a 4.750.913, según la Memoria de la Fiscalía General del Estado hecha pública hoy, que subraya que este aumento es el menor de los últimos cuatro ejercicios.

El número de diligencias abiertas -que con las de la Audiencia Nacional llega a los 4.753.144- se incrementó en 27 provincias y se redujo en las otras 23; mientras que por tipo de delito bajaron los robos, las lesiones y las agresiones sexuales y subieron los homicidios y asesinatos, los impagos de pensiones y las violaciones de los derechos de los trabajadores.

La Fiscalía califica de "discretísimo" el incremento del 1,5 por ciento en el total de procedimientos abiertos -que atribuye al incremento de la población y a "la creciente complejidad de las relaciones sociales- y dice que es un dato "sin duda esperanzador", ya que es "el más bajo de los cuatro últimos ejercicios".

Por capítulos, los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico supusieron de nuevo más de la mitad -el 51 por ciento- de las infracciones registradas, con 2.310.147 diligencias abiertas, pero aun así reflejaron una ligera tendencia a la baja, "concretada en un índice negativo del 1,5 por ciento".

Dentro de este apartado, no obstante, los robos con violencia e intimidación aumentaron un 1,9 por ciento, hasta los 88.989, mientras que hubo un "claro descenso" de los procedimientos por hurto -896.408, un 3,25 por ciento menos- y de los robos con fuerza -715.695, el 1,29 por ciento menos-.

Para la Fiscalía, ese dato "merece, sin duda, una valoración positiva, ya que estas ilícitas conductas inciden de forma importante en la percepción que los ciudadanos tienen de la seguridad pública".

Aun sin abandonar este capítulo, en 2009 subieron las estafas -117.573, un dos por ciento más-, las apropiaciones indebidas -que pasaron de 25.979 a 30.424- y los delitos de daños -364.013, un cinco por ciento más-, mientras que bajaron de 8.200 a 7.579 los delitos contra la propiedad intelectual e industrial, rompiendo la tendencia al alza detectada en ejercicios anteriores.

En cuanto a las diligencias por delitos contra la vida y la integridad física, que suponen en torno al veinte por ciento del total, la Memoria señala que también bajaron, en este caso un 2,5 por ciento, hasta los 921.130, aunque en su forma más grave -los homicidios y asesinatos- experimentaron un repunte, al pasar de 1.337 a 1.378.

Por provincias, y con la advertencia de que el número de procedimientos incoados no puede identificarse con muertes efectivamente causadas -ya que hay fallecimientos accidentales e incluso suicidios que inicialmente se califican como homicidio-, Barcelona registró el número más alto de este tipo de diligencias, con 203; seguida por Madrid (143) y Valencia (104).

Entre las diligencias que más aumentaron el año pasado figuran las relativas a los delitos contra la libertad -amenazas, coacciones o detenciones ilegales-, que se incrementaron en un seis por ciento y llegaron a las 73.610.

Bajaron, sin embargo, los procedimientos por delitos contra la libertad e indemnidad sexual -13.580, un 2,2 por ciento menos que en 2008-, de los que casi la mitad -6.472- son diligencias incoadas por denuncias de agresión sexual, incluidas las 156 relativas a hechos calificables como violación, que no obstante son 104 menos que las registradas el año pasado.

La Memoria de la Fiscalía llama la atención sobre el importante aumento, de un 26 por ciento, de los delitos de abandono de familia, que ascendieron a 28.180, de los que la mayor parte -19.219- correspondieron a la modalidad de impago de pensiones.

"Sin lugar a duda estos resultados ponen de manifiesto la persistencia en situaciones graves de incumplimiento de obligaciones de protección y cuidado respecto de los miembros más débiles del grupo familiar", dice la Fiscalía.

También aumentaron las diligencias por delitos contra la Administración Pública y la Administración de Justicia y las referentes a comportamientos que atentan contra los derechos de los trabajadores, que se incrementaron en un 14,79 por ciento respecto a 2008 y de las que más de un 70 por ciento se correspondieron con conductas ilícitas contra la seguridad y la higiene en el trabajo.

Por último, la Memoria señala que en 2009 se incoaron 44.059 diligencias por delitos contra la seguridad vial y otras 18.906 por tráfico de drogas.