Público
Público

Dell dice conversaciones IBM-Sun son una oportunidad de negocio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado de Dell dijo el martes que las conversaciones sobre una posible compra de Sun Microsystems por parte de IBM estaban proporcionando una "enorme oportunidad" al segundo fabricante de PC del mundo en el mercado de servidores corporativo.

Michael Dell dijo que este tipo de conversaciones creaban incertidumbre sobre el futuro de los servidores basados en Solaris de Sun, y aceleraban la migración de los clientes a servidores basados en componentes estándar de la industria, conocidos como servidores x86, que son el principal producto de Dell.

Además de la potencial unión entre IBM y Sun, Dell también se enfrenta a una tarea difícil con el fabricante de equipamiento de redes Cisco Systems y con Hewlett-Packard. Cisco ha anunciado una incursión en el mercado de servidores y HP ha comenzado a ofrecer un paquete más completo de servicios tecnológicos para sus clientes corporativos después de adquirir EDS.

"Simplemente el rumor de la potencial adquisición de Sun por parte de IBM crea una enorme oportunidad porque todos los clientes de Sun están muy preocupados por lo que le ocurrirá a la plataforma Solaris y al microprocesador Sparc", dijo Dell en una sesión informativa en Tokio.

"Creo que esto acelera la migración (a servidores basados en x-86)", agregó.

Fuentes conocedoras del tema han dicho que International Business Machines está en negociaciones para comprar Sun Microsystems.

The Wall Street Journal informó de que IBM estaba ofreciendo pagar al menos 6.500 millones de dólares (unos 4.780 millones de euros) en efectivo, y que el acuerdo total tendría un valor de 8.000 millones de dólares.

Dell está por detrás de IBM y HP en el mercado de servidores, con una cuota de mercado en 2008 de alrededor del 12%, según el grupo de investigación IDC. Se ha centrado en servidores x86 de gama baja y media, y Dell es segundo en ese mercado después de HP.

Las ventas de PC supusieron alrededor del 60% de los ingresos de Dell, y la recesión mundial y la popularidad de los ordenadores personales más baratos han provocado que los ingresos trimestrales de la compañía cayeran más de lo esperado en los tres meses que acabaron a finales de enero.