Público
Público

La demanda en bancos de alimentos se dispara un 40%

Con la crisis, las entidades sin ánimo de lucro atienden a 900.000 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis económica ha hecho que las peticiones a los bancos de alimentos suban como la espuma. En el primer semestre del año la demanda se ha incrementado en torno al 40-45% respecto al último semestre de 2008. Un aumento al que la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) no puede hacer frente 'ni remotamente', en palabras de su presidente, José Antonio Busto.

Los bancos de alimentos son organizaciones privadas sin ánimo de lucro que captan excedentes de producción y productos mermados, para su posterior redistribución entre entidades y ONG que atienden a personas necesitadas. La crisis ha provocado que el número de personas con problemas económicos y en riesgo de exclusión social aumente considerablemente, desbordando los diferentes servicios que ofrecen estas entidades.

La Fesbal, compuesta por 52 bancos en toda España, atiende actualmente a 6.556 entidades y de su ayuda se benefician casi 900.000 personas. En 2008, repartieron 64 millones de kilos de alimentos y se espera que este año esa cifra se multiplique, aunque aún es pronto para hacer estimaciones concretas.

Por un lado, los recortes en la producción ocasionados por el bajón en el consumo han disminuido los stocks de las cadenas de alimentación. Esto significa que los excedentes que pueden donar son menores que los de otras ocasiones. Por otro lado, las grandes superficies se están apresurando a colaborar con los bancos de alimentos y con iniciativas similares conforme aumenta la presión social en búsqueda de respuestas ante la crisis. Esto se traduce en más donaciones esporádicas y, lo que es más efectivo, en firmas de convenios de colaboración que aseguran a los bancos de alimentos un aprovisionamientofrecuente.

Es el caso de Eroski, que firmó ayer un convenio con la Fesbal para entregarles diariamente productos frescos. También Carrefour colabora con los bancos de alimentos, donando parte de sus excedentes y productos mermados.

La Fesbal recibe también la aportación del Fondo Español de Garantía Agraria, que se encarga del Plan de Ayuda a los Necesitados de la Comisión Europea. Entre otras cosas, este plan distribuye alimentos subvencionados con el dinero que la Unión Europea dedicaba antes a comprar los excedentes de la producción agrícola y ganadera de los países europeos.