Público
Público

Demandas, mentiras y cinta de vídeo

Público acompaña a Regeneración del Real Madrid en su infructuosa petición de los documentos oficiales del club que Boluda ofreció a los socios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Bernabéu vacío impresiona. Sin gentío alrededor, es una mole de hormigón inerte que amenaza con engullir a los escasos transeúntes que la circundan. A las 11 de la mañana de ayer, un lunes gris y frío, un hombre trajeado y resuelto atraviesa la puerta 57, baja las escaleras y se dirige a la oficina de atención al socio. La recepcionista le reconoce sin que se presente. 'Moisés Israel, ¿no?'. La joven sale del mostrador, realiza una breve consulta en el interior del edificio y le hace pasar.

Israel lidera Regeneración del Real Madrid, 'un grupo de socios que intenta devolver al club el nombre que ha sido vilipendiado en los últimos años'. Ese objetivo es el que le empujó a impugnar la fraudulenta asamblea del 7 de diciembre y el que le impulsa a acudir con cierta frecuencia al club a solicitar documentación relativa al convulso mandato de la actual junta directiva.

'¿Vienes en son de paz o...?', pregunta con una sonrisa nerviosa el empleado del club tras invitar a Israel a sentarse. 'Los abogados siempre venimos en son de paz', responde este. Y procede a extraer de su maletín varias carpetas, en cuyo interior rebosan papeles, burofaxes y requerimientos varios.

El finiquito de Bárcena

'¿Me vais a dar una copia del vídeo de la asamblea [puesta pública y repetidamente a disposición de todos los socios por el actual presidente, Vicente Boluda] y otra de la documentación relativa al finiquito de Luis Bárcena (ex director general del club que, según ha manifestado el actual presidente, Vicente Boluda, cobró 800.000 euros de indemnización por despido, de los cuales ha devuelto 200.000]?', pregunta Moisés sin esperanza alguna de respuesta positiva. 'No... Ya sabes que yo...', responde su interlocutor, también abogado. 'Tranquilo, lo que quiero es un escrito que certifique que no me entregáis nada de lo solicitado'.

Mientras una secretaria, tras tomar nota, pasa a máquina el documento, el amable empleado comenta la feliz actualidad deportiva del Madrid e insiste en disculparse por desconocer el estado exacto de los distintos procesos puestos en marcha por Regeneración del Real Madrid. Israel le resta importancia: 'Es lógico, porque yo remito los escritos a la junta directiva'.

Tras corregir un par de matices, los certificados están listos. Moisés Israel los guarda, se levanta y se despide con la misma afabilidad que ha presidido toda la reunión. 'Ni se ha convocado la asamblea que, dicen, será el 29 de marzo, ni las elecciones presidenciales', explica.

'Cuando se convoquen las elecciones, enviaremos nuestro decálogo de regeneración a los candidatos para que se ciñan a él', prosigue. Y avisa: 'Nosotros no suspiramos por la vuelta de Florentino. En absoluto. El Madrid está muy por encima de cualquier presidente'. Se dirige hacia la puerta de salida de la oficina, coge un caramelo del mostrador de la entrada y alcanza la calle. 'Volveré', musita. Y el Bernabéu calla.