Público
Público

"La democracia no debe ser víctima de la crisis"

Gerhard Schick. Los verdes. Portavoz de Economía en el Parlamento alemán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Está de gira por Europa. Quiere saber cómo se siente la crisis en la castigada periferia. Visita a los medios, a las patronales bancarias, a asociaciones que defienden derechos sociales. Ha estado en Irlanda, irá a Italia, estos días visita España. Es Gerhard Schick, portavoz de Economía de Los Verdes en el Parlamento alemán. Cree que hace falta más Europa, pero otra Europa. Que se deben homogeneizar los impuestos, buscar fórmulas para promover la economía productiva como el Green New Deal que ellos promueven.

¿El referéndum griego es un error o un derecho?

No puede haber una salida de la crisis sin el apoyo de la población. Las manifestaciones son resultado de una política equivocada, con un coste social demasiado elevado. El referéndum se ha anunciado por sorpresa, después de una cumbre, cuando todo el mundo estaba eufórico, y los mercados han tenido una reacción turbulenta, pero la democracia no debe ser víctima de la crisis. Tampoco respecto al Fondo de Estabilidad, que no tiene control del Parlamento Europeo, ni a las decisiones de Angela Merkel y Nicolas Sarkozy para Grecia, Italia... Hay que buscar estructuras de decisión que tengan legitimidad.

Para reforzar las instituciones es necesario cambiar los tratados. ¿Eso no va contra la estabilidad?

Sin una reforma de los tratados es imposible salir. Si hubiéramos empezado antes el proceso, estaríamos en una mejor situación. Los líderes europeos han intentado una salida sin cambiar los tratados por miedo a la población.

¿Cómo cree su partido que podemos salir de esta?

Tenemos que afrontar al mismo tiempo la crisis económica y financiera, la de medio ambiente y la brecha entre ricos y pobres, que cada vez es mayor y genera más inestabilidad. Las soluciones están protegiendo a los acreedores, aumentan la brecha, lo mismo que ocurre con los recortes sociales. Los bancos tienen que hacerse a la idea de que deben renegociar también la deuda privada. Con sobreendeudamiento ni los hogares van a gastar ni las empresas van a invertir. Pero hace falta un fondo de rescate que respalde esa quita.

¿Cuánto se ha equivocado Europa?

A principios de 2010, Grecia tenía una deuda equivalente al 120% de su PIB. Hoy, con la quita, el objetivo es que sea 120% del PIB. Hemos perdido año y medio. Sólo con recortes no se sale de la crisis. Y no puede ser que grandes fortunas y empresas puedan no pagar sus impuestos.