Publicado: 04.05.2012 17:34 |Actualizado: 04.05.2012 17:34

Democracia Real Ya "expulsa" a cinco de sus miembros

La creación de una asociación por parte de una facción del colectivo quebranta la unidad de la plataforma a poco más de una semana del aniversario del 15-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nodo madrileño de la plataforma Democracia Real Ya (DRY), integrada en el 15-M, ha anunciado este viernes la expulsión de cinco de sus miembros. Se trata de las cinco personas, algunas de ellos reconocidos portavoces del colectivo desde sus inicios como Fabio Gándara, Carlos Paredes o Pablo Gallego, que a mediados de abril anunciaron la conversión de DRY en una asociación.

Kike Castelló, portavoz "autorizado" de la plataforma y crítico con la propuesta de transformación del colectivo, asegura que la decisión de "expulsar" a este grupo se llevó a cabo "por unanimidad" en una asamblea celebrada el pasado sábado. "La creación de la asociación ha sido planteada con métodos autoritarios, sin participación. Es algo que ha dolido mucho", señala. 

Castelló asume que la posibilidad de dar una forma jurídica a DRY es un debate que existe en el colectivo, pero que fue ampliamente rechazado en la II asamblea estatal que la plataforma celebró en Málaga el pasado verano. "En aquel momento votaron en contra el 85% de los asistentes", asegura. No obstante, este activista señala que con la "expulsión" no se penaliza este hecho en sí, sino el "método utilizado". "No ha habido debate ni aportaciones, es decir, la forma de democracia en la que creemos. Por eso es inaceptable", asevera.

Por otro lado, los defensores de convertir a DRY en una asociación siguen apoyando una iniciativa en la que, dicen, llevan trabajando varios meses. Según Gándara, uno de sus impulsores, actualmente hay alrededor de 50 personas, sólo en Madrid, participando activamente en este proyecto. En este sentido, defienden la "legitimidad" de asamblea en la que se sometió a votación la propuesta y la decisión final de crear la asociación porque, aseguran, en todo momento se llevó a cabo de forma "democrática y consensuada". Con ella, pretenden "ejercer una presión coordinada" sobre las instituciones" y "recuperar el espíritu original del 15-M".

Aunque, en su comunicado, DRY Madrid asegura que los partidarios de la asociación ya la tienen inscrita en el registro de asociaciones del Ministerio del Interior, Gándara asegura que esto no es cierto y que sus estatutos se someterán a debate "en los próximos tres meses".

Miembros de ambas facciones han mostrado a Publico.es su preocupación por que esta polémica pueda eclipsar los actos que están preparando para el aniversario del movimiento y pueda mermar la imagen de unidad del 15-M. "Estamos perdiendo un tiempo precioso, especialmente de cara a la preparación de las manifestaciones del 12-M, pero una vez que saltó a la prensa tuvimos que reaccionar", lamenta Castelló. Gándara, por su parte, prefiere zanjar el asunto con la siguiente declaración: "Es una pena, pero preferimos no entrar en este cruce de asociaciones. Que cada uno trabaje en lo que cree". Aunque ninguno de los grupos se atreve a decir que las posturas son irreconciliables, sí ven "complicado un acercamiento".

Habrá que ver ahora si unos y otros deciden marchar juntos en la manifestación que los indignados han convocado para el próximo 12 de mayo, en la que conmemorarán un año de movimiento y volverán a exigir un nuevo sistema político y económico.