Público
Público

Los demócratas de EEUU logran votos para su reforma de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los demócratas del Senado estadounidense lograron un acuerdo el sábado con el senador Ben Nelson que les aseguró los 60 votos que necesitan para aprobar la reforma al sistema de atención médica impulsada por el presidente Barack Obama.

Nelson dijo que un largo día de negociaciones el viernes concluyó con un acuerdo que cumple con su objetivo de asegurar que el proyecto no establezca el uso de fondos federales para financiar abortos.

"El plan que reunimos hoy, sobre el que llegamos a un acuerdo, de hecho destina ese dinero de una manera efectiva", dijo Nelson a periodistas, tras comprometerse a apoyar el texto final y ayudar a los demócratas a superar la oposición republicana.

"Sé que estos límites sobre el aborto son difíciles de aceptar para mucha gente, pero no hubiera votado por este proyecto de ley sin ellos", agregó.

Nelson, un fuerte opositor a los derechos de aborto, había sido el elusivo voto número 60 que les quedaba por conseguir a los demócratas para poder aprobar la reforma de salud, la mayor prioridad de la gestión del presidente Barack Obama. El acuerdo se produjo tras 13 horas de negociaciones el sábado.

El voto de Nelson debería asegurar la victoria para los demócratas en la primera de unas serie de votaciones de procedimiento programadas desde las 01.00 horas (06:00 GMT) del lunes y posiblemente concluya con una aprobación final en vísperas de la Navidad.

"Parece ser de ese modo", dijo el líder de los senadores demócratas, Harry Reid, al ser consultado sobre si se tenían los 60 votos necesarios para superar la oposición republicana en el Senado.

Por otra parte, el líder de los republicanos del Senado, Mitch McConnell, forzó una lectura pública de una enmienda que Reid develó el sábado, que hace cambios finales en la medida, entre ellos a la retórica sobre el aborto.

La Oficina de Presupuesto del Congreso -entidad independiente- dijo que el proyecto revisado costaría 871.000 millones de dólares en 10 años y que disminuiría el déficit federal en 132.000 millones de dólares en el mismo período, cumpliendo con la meta de Obama de reducir el déficit y limitando los costes en cerca de 900.000 millones en 10 años.

"EN MEDIO DE LA NOCHE"

"Si estuvieran orgullosos del proyecto no estarían haciéndolo de este modo", dijo a la prensa McConnell. "No lo estarían forzando en medio de la noche el último fin de semana antes de Navidad", sostuvo.

Obama ha pedido al Senado que apruebe la ley para finales de año, con el objetivo de evitar que el tema afecte la campaña para las elecciones legislativas del noviembre de 2010. Los sondeos de opinión indican que el proyecto de ley está perdiendo apoyo, y que ahora es rechazado por la mayoría.

El sábado, Obama saludó el acuerdo y dijo que marcaba un "gran paso adelante".

"Hoy es un gran paso adelante para el pueblo estadounidense. Tras casi un siglo de lucha, estamos cerca de hacer realidad una reforma al sistema sanitario", declaró.

El proyecto del Senado extendería la cobertura de salud a 30 millones de estadounidenses sin seguro, les daría subsidios y detendría las prácticas de la industria, como negarle los seguros a las personas con condiciones médicas preexistentes.

La enmienda de Reid incorpora una variedad de otros cambios, como desechar la opción de seguros estatales y aumentar planes sin fines de lucro de aseguradoras privadas y administradas por una agencia federal.

Otras revisiones fijan un tope en las ganancias y elevan los impuestos a 10.000 millones a nivel de toda la industria el 2017.

La enmienda desechó un controvertido impuesto sobre la cirugía cosmética electiva pero agregó un impuesto de un 10 por ciento sobre los bronceados con camas solares.

Sobre el tema de los derechos de aborto, Nelson dijo que el acuerdo obligaría a que cada intercambio de estado establecido bajo el nuevo proyecto incluya un plan que no cubra la interrupción del embarazo.