Publicado: 13.03.2014 17:45 |Actualizado: 13.03.2014 17:45

Denuncian a Coca-Cola por contratar a eventuales en pleno ERE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Comité de empresa de la planta de Coca-Cola en Quart de Poblet (Valencia) ha presentado dos denuncias a la Inspección de Trabajo en las que ha informado de la contratación de trabajadores eventuales en pleno Expediente de Regulación de Empleo de la compañía y porque a los trabajadpres de la planta de Alicante "se les ha negado el derecho al trabajo y permanecen en su puesto sin que la empresa les deje producir".

El órgano de representación de los empleados ha denunciado en un comunicado la contratación de 25 trabajadores eventuales desde el 5 de marzo "para suplir la falta de producción, al haber varias plantas de Coca-Cola Iberian Partners en huelga indefinida (Fuenlabrada y Mallorca. La de Colloto (Asturias) la abandonó el pasado lunes ante la imposibilidad de negociar con la empresa)".

Asimismo, ha denunciado que a los trabajadores de la planta de Alicante "se les ha negado el derecho al trabajo, permaneciendo en su puesto sin que la empresa les deje producir, después de haber realizado una huelga durante todo el mes de febrero".

La segunda denuncia del Comité asegura que pese a estar "todavía en plena ejecución del ERE" y tras haber finalizado sin acuerdo el periodo de consultas, la empresa "está intentando que los trabajadores se acojan a las medidas ofrecidas (bajas voluntarias, prejubilaciones anticipadas y recolocaciones), rechazadas por la representación legal de los trabajadores".

Para ello, según el órgano de representación de los trabajadores, "está recurriendo a coacciones, a través de llamadas telefónicas, citaciones individuales o yendo directamente a buscar a los trabajadores en la ruta de venta". Además, asegura que la empresa "amenaza con el despido si el trabajador no accede voluntariamente a la movilidad funcional o geográfica".

No es la primera denuncia de este tipo que los comités de empresa han presentado ante Inspección de Trabajo. El pasado 5 de marzo hizo lo propiol comité de empresa de la embotelladora de Coca-Cola en Palma de  Mallorca.

En ese caso fueron seis los trabajadores eventuales contratados para cubrir plazas en el departamento comercial de la planta por el incremento de la actividad estival en las rutas de venta.

Para los representantes de los trabajadores de Coca-Cola, estas contrataciones son "irregulares" porque la fábrica de la multinacional en Palma está sumida en la ejecución del ERE. Y, al igual que en Valencia, han denunciado coacciones para que los trabajadores se acojan a las medidas ofrecidas por la empresa para acometer la reorganización.

Cabe señalar que el comité de empresa también presentó otra denuncia por vulneración del derecho de huelga al comprobar que estaban llegando plataformas cargadas de refresco desde la península entre el 10 y el 27 de febrero. La Inspección de Trabajo les ha informado de que la empresa aún no ha presentado la información requerida.

Estas prácticas se ha repetido en diversas ciudades del país cuyo abastecimiento provenía de las fábricas en huelga indefinida contra su cierre. En algunos casos, Inspección de Trabajo afeó a la embotelladora que estuviera vulnerando el derecho de huelga al intrudicir productos fabricados en otras plantas, aunque no ha tenido ningún efecto más allá de un mero aviso.