Público
Público

Denuncian la detención de decenas de ciudadanos en distintos puntos de Siria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios grupos opositores sirios denunciaron hoy la continuación de las campañas de detenciones de decenas de ciudadanos en distintos puntos del país, incluidos los que están cerca de la frontera con Turquía.

Según la red opositora Sham, al menos trece jóvenes fueron detenidos en la zona de Sheij Mahedin en Damasco.

Este grupo apuntó, además, que el Ejército sirio cortó esta mañana las carreteras que conducen a la frontera con Turquía, instaló decenas de puestos de control en el camino y arrestó a quien quería desplazarse hacia el país vecino.

Los soldados sirios destruyeron, asimismo, decenas de casas en los pueblos fronterizos donde ha habido manifestaciones, afirmó Sham en Facebook, y añadió que la situación humanitaria en la frontera, donde se encuentran miles de refugiados, está muy mal.

En la ciudad de Deraa, en el sur de Siria, agentes de los servicios secretos irrumpieron esta mañana en el hospital nacional y detuvieron a varios enfermeros que atendían a personas que habían resultado heridas en las protestas, reveló el grupo Flash.

En la provincia septentrional de Idleb, fronteriza con Turquía, se registró hoy una campaña de arrestos masivos en el pueblo de Badama, que fue invadido por el Ejército ayer, según los llamados Comités de Coordinación Locales en Siria.

Los Comités agregaron en Facebook que las tiendas en el mercado Suq al Masquf en la localidad de Homs, en el centro del país, cerraron hoy para expresar su solidaridad con los "mártires" de las revueltas populares.

Además, se celebraron hoy dos manifestaciones en distintos puntos de Homs, señalaron los Comités.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares que piden la introducción de reformas políticas y la caída del régimen, que por su parte acusa a grupos armados y a una gran conspiración internacional de estar detrás de las protestas

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, 1.310 civiles y 341 militares y policías han muerto desde mediados de marzo pasado por la represión de las protestas.