Publicado: 26.11.2013 16:26 |Actualizado: 26.11.2013 16:26

Denuncian a un párroco de Alcalá de Henares por vender comida de Cáritas a una romería

El cura se justifica, según el Obispado, alegando que "entre los hermanos que fueron al Rocío había familias necesitadas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios miembros de la Hermandad del Rocío, en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, han denunciado el uso "comercial" de comida de Cáritas que ha hecho "de forma continuada" el capellán de la organización y sacerdote titular de una de las parroquias de la ciudad, Matías Ares.

En un comunicado, varios miembros de la Hermandad dicen que tienen "pruebas objetivas" de que Ares ha desviado la parte de la ayuda de Cáritas perteneciente a la parroquia de San Diego a la manutención de los miembros de la Hermandad que en 2012 y 2013 viajaron a Huelva para participar en la romería del Rocío.

Acerca de los alimentos utilizados presuntamente de forma ilegal, los denunciantes acusan a la Junta de Gobierno de la Hermandad, presidida por Beatriz Sánchez, de obtener "beneficios económicos por el cobro de los mismos a los hermanos que han acudido ambos años a la romería".

El miembro de la Hermandad y abogado de profesión Antonio García Pérez ha explicado a Efe que la denuncia lleva su firma y el respaldo de unos sesenta miembros del centenar que conforma la entidad religiosa. "Tenemos pruebas, como fotos de los alimentos llevados a la romería, y una grabación de la Asamblea de la Hermandad celebrada en junio en la que el párroco, en referencia a la denuncia realizada, dice: 'La comida es mía y hago con ella lo que quiero", ha dicho a Efe García Pérez.

El Obispado de Alcalá, la institución que asigna el capellán de cada hermandad, ha anunciado en un comunicado que abrirá una investigación sobre los hechos. "La versión del párroco es que, entre los hermanos que fueron a la romería del Rocío, había algunas familias necesitadas y por ese motivo se incluyeron en el viaje para su manutención productos donados por el Banco de Alimentos", ha explicado a Efe el responsable de prensa del Obispado, Juan Antonio Martínez.

"Las palabras del párroco diciendo que él hacía lo que quería con la comida se produjeron en un momento de enfado y de discusión por las habituales rencillas que existen en la Hermandad y ha llevado a parte de sus miembros, entre los que se encuentran los denunciantes, a abandonar la organización", han agregado las mismas fuentes.

Los denunciantes de los hechos, que han acusado asimismo a la Junta de Gobierno de la entidad religiosa de expulsar de forma irregular a algunos de sus miembros, exigen al Obispado la sustitución del capellán.