Público
Público

Denuncian torturas y detenciones masivas por parte del Ejército

El diario 'The Guardian' recoge los testimonios de algunas ONG que acusan a los militares de la desaparición de cientos de personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército egipcio es la institución más querida y valorada por los ciudadanos, pero puede que las últimas informaciones inflamen aún más los ánimos entre los opositores al régimen de Hosni Mubarak.

El diario británico The Guardian refleja hoy las denuncias de algunos activistas y ONG que acusan a los militares de torturas y detenciones indiscriminadas de manifestantes. 

'The Guardian ha hablado con detenidos que cuentan haber sufrido palizas y otros abusos de anos de los miitares en lo que aparenta ser una campaña organizada de intimidación', dice el periódico.

Esos testigos hablan también de descargas eléctricas y de cientos de desaparecidos. El Ejército no había estado hasta ahora bajo sospecha y las imágenes durante las manifestaciones de militares besados y abrazados por los opositores indicaban todo lo contrario.

Sin embargo, el grupo de detenidos y desaparecidos 'es muy amplio, desde  gente que estaba en las protestas o fue detenida por violar el toque de queda, a aquellos que respondieron a un oficial o fueron detenidos sólo por parecer sospechosos  extranjeros', relata un activista.

Es el caso de Ashraf, unjoven de 23 años que habló con el periódico: 'Estaba en un callejón cuando un soldado me paró y me preguntó dónde iba. Se lo dije y me acusó de trabajar para enemigos extranjeros, así que los otros soldados vinieron y empezaron a pegarme con sus armas'.

'Me llevaron a una habitación [del museo Nacional] Un oficial entró y e preguntó cuánto me estaban pagando para estar contra el Gobierno. Cuando le dije que quería un Gobierno mejor me golpeó en la cabeza y me caí al suelo. Después los militares empezaron a darme patadas. Tenían una bayoneta y amenazaron con violarme con ella. La pusieron entre mis piernas'.

'Me dijeron que podría morir allí o desaparecer en una cárcel y que nadie lo sabría. La tortura fue muy dolorosa, pero la idea de desaparecer en una prisión militar me asustaba mucho'.

The Guardian habló con Human Rights Watch, que confirmó que han recibido llamadas de muchas familias denunciando la desaparición de sus hijos. Entre ellos, está Kareem Amer, activista muy crítico con el régimen y blogger conocido.

Fue liberado recientemente después de haber sido condenado a cuatro años de prisión por sus críticas. Pero volció a ser detenido el pasado lunes en la plaza Tahrir. La ONG asegura tener un listado de 119 desaparecidos.