Público
Público

La depresión inducida por peginterferón es reversible: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La depresión asociada con eluso de peginterferón para tratar la hepatitis C crónica aumentasegún el tiempo de utilización del fármaco, pero se reviertetras suspender el tratamiento, indicaron los resultados de unestudio.

Tras 48 semanas de tratamiento, el 42 por ciento de lospacientes desarrolló depresión.

La existencia previa de depresión y biomarcadorespotenciales de depresión, como los niveles de cortisol ensangre y el neurotransmisor llamado serotonina, estuvieronasociados con efectos adversos neurológicos o psiquiátricos,publicó American Journal of Gastroenterology.

"La depresión es un efecto secundario frecuente y limitantede la dosis del tratamiento antiviral en pacientes conhepatitis C", escribió el equipo del doctor Robert J. Fontana,de la University of Michigan, en Ann Arbor.

El objetivo del nuevo estudio fue conocer la incidencia,los factores de riesgo y la explicación biológica deltrastorno. El ensayo se denominó Tratamiento Antiviral de laHepatitis C a Largo Plazo contra la Cirrosis.

El equipo reunió a 201 pacientes con hepatitis C crónica yfibrosis avanzada que no habían respondido al tratamientoprevio.

Los pacientes recibieron peginterferón alfa-2a y ribavirinadurante 24 semanas. Los 74 pacientes con ARN del virus de lahepatitis C (VHC) indetectable en la semana 20 continuaron conlas mismas dosis hasta llegar a las 48 semanas de tratamientoantiviral.

La incidencia acumulativa de depresión inducida por elpeginterferón fue del 23 por ciento en la semana 24, sinrespuesta virológica a la semana 20 como el único vaticinador independiente identificado.

Para los autores, ese resultado se debería por lo menos enparte "al impacto negativo esperado que podría tener en elánimo del paciente saber que la viremia es permanente".

La incidencia de la depresión asociada al tratamiento entrelos 74 pacientes que respondieron fue del 9 por ciento a lasemana 24 y del 42 por ciento a la semana 48.

Pero a la semana 72, los valores promedio según la Escalade Beck para Depresión-II "recuperaron los niveles previos altratamiento (...), lo que demuestra que la depresión inducidapor interferón es reversible".

La depresión preexistente, indicaron los autores, no estuvoasociada con un mayor riesgo de depresión inducida por eltratamiento.

Los niveles matinales de cortisol en sangre se mantuvieronestables en el tiempo, lo que indica que las alteraciones en eleje hipotalámico-pituitario-adrenal no provocaron lamodificación anímica.

Aunque los niveles normalizados de serotonina disminuyeronsignificativamente durante la terapia, esos cambios nocoincidieron con el desarrollo de la depresión inducida porpeginterferón.

No obstante, el equipo concluyó que "se necesitan" másestudios sobre las vías de la serotonina "para identificar alos mediadores de la depresión inducida por interferón".

FUENTE: American Journal of Gastroenterology, noviembre del2008