Público
Público

La derecha acaricia el poder en Chile

Los primeros resultados oficiales dan la victoria en las elecciones al conservador Piñera, que no obtiene mayoría absoluta, por lo que habrá segunda vuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hubo sorpresas. El candidato de la derecha, Sebastián Piñera, ganó las elecciones presidenciales en Chile, según los primeros resultados oficiales divulgados anoche, con el 13% del escrutinio completado.

Sin embargo, el triunfo de Piñera -que según estos primeros datos obtiene el 44,5% de los votos- no ha sido suficiente para evitarle ir a una segunda y definitiva vuelta. De confirmarse estos datos, al no obtener el 50% más un voto que la ley exige, el 17 de enero, Piñera tendrá que enfrentarse a Eduardo Frei, candidato de la gobernante alianza Concertación, que va en segundo lugar con el 32% de los sufragios.

Y Piñera no lo tendrá fácil, ya que los otros dos candidatos que han quedado fuera de la competición, Marco Enríquez-Ominami, con 17,8%, y Jorge Arrate, con 5,5%, se mostraron abiertos a respaldar la candidatura de Frei para evitar que la derecha llegue al Palacio de La Moneda. Se espera que ambas votaciones de Enríquez-Ominami y Arrate, ambos ex socialistas, aporten gran parte, si no la totalidad, de sus apoyos electorales al candidato Frei.

Al cierre de esta edición, no se había divulgado ningún dato sobre el porcentaje de participación del total de más de ocho millones de electores que estaban llamados a votar.

La irrupción del joven diputado Marco Enríquez-Ominami en la carrera presidencial ha marcado una gran diferencia con todas las elecciones anteriores, ya que nunca un candidato independiente había tenido unos resultados tan brillantes.

Ximena Loyola, de 30 años, acudió ayer a votar con sus dos hijos. 'Siempre he apoyado a la Concertación, sin embargo, hoy voy a votar por Marco Enríquez para enviar un mensaje de renovación. Necesitamos caras nuevas en la política', asegura. En la mayoría de los colegios, la jornada se inició sobre las ocho de la mañana. Se anunciaba un día de mucho calor y los chilenos optaron por acudir temprano a cumplir con su deber ciudadano.

Justo en el momento en que el candidato de la derecha acudía a votar, la presidenta Michelle Bachelet, decidió hablar con la prensa, con lo que acaparó la atención de las retransmisiones de radio y televisión, en detrimento de Piñera. 'Todos sabemos que va a haber una segunda vuelta -vaticinó la mandataria- y que tendremos una nueva jornada donde se elegirá finalmente al nuevo presidente de la República'.

Por su parte, Piñera, el primero en acudir a votar, proclamó: 'A quien madruga Dios lo ayuda. Lo único que puede asegurar a los chilenos, es que si gano, vienen tiempos mejores', afirmó triunfalista.

El candidato oficialista, Eduardo Frei, voto en el sur del país. Acorde con su estilo austero, a la salida, hizo unas breves declaraciones: 'Llamo a votar con serenidad y en conciencia. Lo que se define hoy son dos maneras de ver Chile', dijo, en alusión a su contrincante de la derecha.

El candidato independiente, Marco Enríquez-Ominami, llegó a votar en helicóptero a la región en la que está inscrito, a 150 kilómetros de Santiago. Acudió acompañado de su mujer, la popular presentadora de televisión, Karen Doggenweiler, y de su padre, el senador Carlos Ominami, quien se juega -también como independiente- su permanencia en el Senado.

El diputado aseguró que en Chile 'soplan vientos de esperanza'. Y luego prometió 'encarnar junto a muchos chilenos más, un sueño por una educación más pública, un sueño de un país más justo. Estamos haciendo historia, el mundo nos observa, se abren las puertas de la historia'.

La anécdota la puso el abanderado de la llamada izquierda extraparlamentaria (comunistas e Izquierda Cristina), Jorge Arrate, que olvidó su carné de identidad, requisito indispensable para votar.

Respecto al diálogo con Frei para aunar los votos de la izquierda con vistas a la segunda vuelta, que se anuncia inminente, Arrate afirmó: 'Esta noche se inicia otra etapa, y nos interesa derrotar a la derecha, pero no daremos un cheque en blanco a nadie'.

En la jornada electoral de ayer, los chilenos también debían renovar la totalidad de sus diputados y la mitad de los 38 senadores. Al cierre de esta edición, aún no se conocían cifras oficiales al respecto. No obstante, los sondeos a pie de urna indican que el Partido Comunista obtendrá por primera vez un diputado.

Esto ha sido posible gracias a un pacto llamado 'contra la exclusión' que firmaron la Concertación y los comunistas, para esquivar la ley electoral que no permite que una formación que tenga menos de 10% gane un escaño, a menos que sea en alianza.

El senador de derecha Pablo Longueira se mostró pesimista sobre los resultados de su tendencia política en estos comicios parlamentarios. Aseguró que era muy posible que la alianza oficialista Concertación obtenga mayoría en ambas cámaras.