Publicado: 30.03.2014 21:45 |Actualizado: 30.03.2014 21:45

La derecha francesa le come el terreno a los socialistas en el mapa municipal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Socialista (PS) francés recibió este domingo un duro castigo en las elecciones municipales, la primera cita electoral desde la llegada de François Hollande a la Presidencia, aunque logró conservar el Ayuntamiento de París y la franco-española Anne Hidalgo se convertirá en la primera alcaldesa de la capital. Mientras, el ultraderechista Frente Nacional (FN) se ha hecho este domingo con diez nuevas alcaldías -que se suman a la que logró la semana pasada por mayoría absoluta-, en medio de un incremento del respaldo a nivel nacional que le ha llevado a aumentar ocho puntos porcentuales, del 1 al 9 %- respecto a los comicios de 2008.

Los comicios municipales, celebrados a dos vueltas el domingo y el pasado domingo y marcados por una abstención histórica de cerca del 38,5 %, han arrojado un balance muy favorable para el centroderecha, que recupera el terreno perdido en 2008, y un resultado histórico para el ultraderechista Frente Nacional (FN). Las urnas han premiado la unidad de la UMP de Sarkozy con los centristas de la UDI y de MoDEM, un centroderecha unido que se ha impuesto con el 45,9% de los votos, mientras que el PS ha logrado el 40,5% y el Frente Nacional con el 6,8%.

Jean-Marc Ayrault, primer ministro -al menos- hasta el inminente cambio de Gobierno que se espera anuncie mañana Hollande, dio cuenta de esa derrota con una lectura en clave nacional, motivada por las "reformas sin precedentes" de sus dos años de Gobierno, que requieren "coraje" antes de que "den sus frutos". "El mensaje es claro. Debe ser plenamente entendido", dijo Ayrault, quien asumió su parte de culpa en una "responsabilidad colectiva" marcada por el "significativo desafecto" de quienes dieron su voto a los socialistas en las elecciones presidenciales y legislativas de 2012.

Marine Le Pen:"Desde ahora habrá que contar con una tercera gran fuerza política en nuestro país" Diez ciudades de más de 100.000 habitantes pasarán de la izquierda a la derecha, al igual que 40 municipios de 30.000 a 100.000 residentes. Además, la UMP, primer partido de la oposición y aliado en las urnas con los centristas del MoDem y del UDI, logró arrebatarle al PS 105 localidades de más de 9.000 censados. Los conservadores mantienen el poder en Marsella, segunda ciudad del país, y se impusieron en municipios como Angers o Quimper (oeste del país), Saint-Etienne (este), Angers y (sur), Reims (norte) o Toulouse (sur). El presidente de ese partido, Jean-François Copé, aseguró que los resultados representan "una gran sanción para la izquierda" y exigió al Gobierno un cambio en la política fiscal, educativa y penal.

"Desde ahora habrá que contar con una tercera gran fuerza política en nuestro país", declaró Le Pen en el plató de France 2, donde anunció que el FN aspira a conseguir 1.200 concejales, lo que supone un espléndido trampolín para ese partido antieuropeista de cara a las elecciones al Parlamento Europeo (PE) del próximo 25 de mayo. El FN fue la formación más votada en un total de 24 municipios, incluidas ciudades de tamaño medio como Béziers, Perpiñán, Aviñón, Fréjus, Saint-Gilles, Forbach y Tarascón y ha tenido en la carrera tripartita por la Alcaldía en ciudades importantes como Estrasburgo, Lille, Lyon, Marsella, Mulhouse, Saint-Etienne, Tourcoing, Nîmes o Reims.

En toda la geografía francesa se han repetido casos como el de Limoges, donde la izquierda se mantenía en el poder desde 1912, pero ahora el candidato de la UMP Emile-Roger Lombertie ha derrotado al socialista Alain Rodet. También ha basculado a la derecha la ciudad de Toulouse, donde el candidato de la derecha, Jean-Luc Moudenc, ha logrado el 51% de votos y ha derrotado así al actual alcalde, el socialista Pierre Cohen (49%). En la segunda vuelta de las elecciones de 2008 el resultado fue el contrario, aunque igual de apurado.  

Y en La Roche-sur-Yon, tras 37 años de gobiernos de izquierda, ahora será la derecha la que ocupe la alcaldía. Allí, el candidato de la UMP, Luc Bouard (53,9%), ha derrotado al alcalde socialista, Pierre Regnault (46,1%). Los socialistas también han perdido en ciudades como Grenoble, donde el candidato ecologista, Éric Piolle, ha vencido al socialista Jérôme Safar.  

En cambio, en Lille Martine Aubry ha sido reelegida alcaldesa para unt ercer mandato tras imponerse en la votación (54,03 %) a los candidatos de la UMP, Jean-René Lecerf (31,79%) y del Frente Nacional, Eric Dillies (14,22%). Aubry había conseguido el apoyo de los ecologistas. La izquierda también mantiene Metz, Rennes, Brest, Lens y se hace con Aviñón.