Público
Público

"Es un derecho básico de las mujeres"

Margot Wallstrom. Vicepresidenta de la Comisión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sueca Margot Wallstrom es la mujer con el rango más alto en la Comisión Europea. La vicepresidenta de la CE, toda una excepción en un mundo de hombres, confiesa sentirse cada vez 'más militante' con la causa feminista.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, propone que las menores de 16 y 17 años puedan abortar, incluso si sus padres no están al corriente. ¿Qué le parece?

Para mí, el aborto es un derecho básico, uno de los derechos humanos que tienen las mujeres sobre su cuerpo: el derecho a decidir. Entiendo también que en algunos países sea un asunto muy controvertido desde el punto de vista religioso, pero para mí está muy claro. Se puede hacer mucho para informar, sobre todo, a las mujeres más jóvenes, pero también es importante que pueda hacerse sin los padres.

Hay quien duda de que, a los 16 años, la joven embarazada sea capaz de tomar una esta decisión.

¿Es suficientemente madura entonces para tener, criar a un niño y convertirse en madre para toda su vida? Es decir, ¿puede no tomar una decisión en un sentido y sí en otro? Hay que garantizar que tenga el derecho a recibir ayuda. Con frecuencia, la situación ideal no existe, y no siempre cuentan con los padres para prestarles apoyo o ayuda. Con todo, no es una decisión que pueda tomar la Comisión Europea. Por otro lado, como madre, puedo entender que, si yo tuviese una hija en esa situación, me gustaría que me consultase.

¿Qué puede hacer la próxima Comisión en la protección de las mujeres?

Se puede reforzar la legislación para que las mujeres reciban más protección en aspectos como la violencia de género. Habitualmente, decimos que tenemos la legislación adecuada contra la discriminación, pero nos falta llevarla a la práctica y hacer que los Estados miembros la cumplan. También hay que cambiar algunas actitudes.

En algunos países, con la intención de cambiar actitudes y garantizar derechos, se opta por el conflictivo concepto de la discriminación positiva.

Yo me he vuelto más militante con el tiempo. Por ejemplo, creo en las cuotas y en acciones concretas. España dio ejemplo desterrando el argumento de que no era posible configurar un Ejecutivo paritario. Desde entonces, los demás Gobiernos no pueden rebatirlo. También las empresas deberían seguir este ejemplo. Podrían empezar imitando a Noruega, donde ahora es obligatorio que un 40% de los directivos sean mujeres.

Tras ganar sus segundas elecciones, José Luis Rodríguez Zapatero creó un Ministerio para la Igualdad que desató la polémica.

Y no sólo eso. ¡Puso a una mujer al frente de Defensa! Una imagen que no debemos subestimar porque rompe el estereotipo.