Público
Público

Desactivada la bomba-trampa de Hernani

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Especialistas de la Ertzaintza consiguieron desactivar el viernes la bomba-trampa atribuida a ETA que estaba colocada en el acceso al repetidor de Santa Bárbara, en localidad guipuzcoana de Hernani, donde esta madrugada estalló un artefacto explosivo.

Con la desactivación, se confirma que se trataba de un artefacto colocado como trampa para alcanzar a los primeros agentes que acudieran al repetidor después de la deflagración inicial.

Los artificieros de la Unidad de Explosivos de la Ertzaintza han conseguido desactivar y neutralizar el artefacto explosivo colocado por ETA en el acceso al repetidor y están inspeccionando una nueva mochila, según informó el Departamento vasco de Interior.

El artefacto estaba formado por un recipiente metálico con aproximadamente 10 kilos de explosivo (posiblemente amonitol) y otros 2 kilos de metralla en su interior.

La bomba se encontraba oculta en el interior de una mochila a unos diez metros del camino de acceso a pie al repetidor y conectada a un cable, apenas visible, que cruzaba dicho camino. El sistema de activación habría hecho explotar la bomba si alguno de los agentes hubiera tropezado con el cable, alcanzando sin duda a los ertzainas.

La trampa se encontraba dispuesta a unos sesenta metros del repetidor, por lo que los especialistas en explosivos se encuentran en estos momentos rastreando minuciosamente toda la zona de acceso donde en los últimos minutos se ha encontrado una nueva mochila que también está siendo inspeccionada.

La bomba que debía atraer a los agentes al lugar explotó en las instalaciones del repetidor hacia la una de la pasada madrugada sin causar heridos, aunque sí daños que aún no han podido ser evaluados.

Ante la posibilidad de que pudiera haber algún tipo de trampa, los agentes de la Ertzaintza retrasaron la inspección del lugar hasta primeras horas del amanecer, momento en el cual, al rastrear la zona, se encontraron con el dispositivo trampa.

En los alrededores de la zona de acceso, los ertzainas localizaron también tres pequeños carteles y una pintada con la inscripción "Kontuz bonba ETA" (Cuidado bomba ETA).

Como consecuencia de la explosión, han resultado afectados algunos servicios de telefonía, telefonía móvil y de televisión de Hernani.

Si se confirma su autoría, se trataría del primer ataque de ETA este año tras los cuatro atentados mortales que cometió en 2008.