Público
Público

Desalojados 100 vecinos de Sevilla por un corrimiento de tierra

Han sido desalojados durante la noche tras aparecer grietas en las fachadas de sus casas. Han podido ser provocadas por unas obras cercanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos cien vecinos de Sevilla fueron desalojados la pasada madrugada de sus viviendas debido a un corrimiento de tierra de una obra próxima. Además de producirse grietas en los bloques de los pisos, el desplazamiento de una grúa, que corría el riesgo de desplomarse, amplió el número de personas afectadas, que todavía no han podido regresar a sus viviendas'.

Las 60 familias afectadas pertenecen a los conocidos como pisos de la Renfe, en el barrio de La Macarena, que se construyeron hace 49 años como vivienda de los trabajadores de ferrocarriles. Durante toda la mañana se llevó a cabo la retirada de la grúa. Hasta que esta labor no se lleve a cabo los vecinos no podrán entrar a recoger sus pertenencias. El suministro de gas ciudad también fue cortado.

Fueron los propios vecinos los que alertaron en varias ocasiones, durante todo el día de ayer, al servicio de emergencias 112 debido a las grietas que empezaron a producirse. 'En cuestión de horas aparecieron varias grietas, se escuchaban crujidos, y las puertas no se podían ni abrir y el suelo cedió', explicó Francisco Pérez, residente de uno de los seis bloques de la calle TAF, los más afectados por el corrimiento de tierras.

Son 60 familias afectadas por los desalojos

Las excavaciones que han producido el corrimiento de tierra se estaban realizando para construir el parking subterráneo, de 25 metros de profundidad, de la nueva Escuela de Enfermería de la Universidad de Sevilla. El rector de la hispalense, Joaquín Luque, se desplazó a primera hora de la mañana al lugar, e informó de que la Universidad se hace cargo del realojo de los vecinos. La mayoría han pasado la noche en un hotel cercano, el resto en casa de familiares y amigos.

El presidente de la asociación de vecinos de los bloques afectados, Bernabé García, mostró su malestar ante lo sucedido, ya que según su relato 'esto se podía haber evitado', ya que desde el pasado lunes habían puesto en conocimiento de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla la aparición de grietas. 'Ha existido una dejadez por parte de Urbanismo como por parte de la empresa constructora', dijo el dirigente vecinal, que no descarta emprender acciones judiciales.

García mostró un informe de Urbanismo en el que queda constancia de que ya en noviembre de 2008 se solicitó una inspección por la aparición de las primeras grietas. El informe concluye que 'no procede ninguna actuación de orden técnico' porque sólo se observan 'pequeñas fisuras' fruto de 'las vibraciones durante la ejecución de las pantallas'. Por último el documento 'recuerda a la propiedad la obligación de mantener su edificio en las condiciones de seguridad, salubridad establecidos en la normativa vigente'. Por su parte Urbanismo niega la dejadez de funciones.