Publicado: 17.11.2013 14:06 |Actualizado: 17.11.2013 14:06

Desalojan la discoteca Moma en Madrid por quintuplicar el aforo

Los agentes contabilizaron en el interior de la sala un total de 1.510 personas, cuando el aforo máximo que permite su licencia es de 298

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los agentes de la Unidad Integral del Distrito de Chamberí de la Policía Municipal de Madrid han desalojado esta madrugada la conocida discoteca Moma por quintuplicar su aforo, ha informado el Ayuntamiento de Madrid.

Los agentes contabilizaron en el interior de la sala, situada en el número 56 de la calle José Abascal de Madrid, un total de 1.510 personas, cuando el aforo máximo que permite su licencia de actividad es de 298 personas, por lo que lo sobrepasaba en más del 400%.

Cuando los agentes constataron, en presencia de la encargada del local, que el aforo estaba ampliamente sobrepasado, comunicaron al personal de seguridad que procediera de inmediato al desalojo paulatino del público para garantizar la integridad física de los clientes.

A pesar del gran número de personas congregadas en el local, el desalojo se produjo sin incidentes, de forma totalmente pacífica y voluntaria, han señalado las mismas fuentes en un comunicado.

Una vez concluido, los policías levantaron acta por infracción de la normativa aplicable, según la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid. También levantaron acta en la cafetería contigua al local, perteneciente a la misma empresa, por incumplimiento de horario al encontrarse clientes en su interior a las 5.15 horas de la madrugada.

Policía Municipal está realizando numerosos controles en los locales de ocio nocturno para comprobar el grado de cumplimiento de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, "que en este tipo de empresas es muy alto", ha indicado el Ayuntamiento.

Las intervenciones como la de esta madrugada son excepcionales, según el Cuerpo de Policía Municipal. Las inspecciones forman parte del trabajo habitual de los agentes, aunque se intensifican en algunas épocas del año como el verano y la Navidad.