Público
Público

"Desaparecido" en dictadura chilena regresa a casa tras 35 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los informes oficiales en Chile lo incluían en la lista de desaparecidos de la dictadura de Augusto Pinochet, su familia creía que estaba muerto y hasta enterró lo que creía eran sus restos, pero 35 años después apareció con vida y hasta con documentos.

Germán Cofré, un ex dirigente de izquierda, integraba hasta esta semana una lista oficial de unas 3.000 personas que murieron o fueron desaparecidas bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1970-1990), mientras que otras 28.000 sufrieron torturas, incluida la actual presidenta Michelle Bachelet.

Tal fue la sorpresa de su aparición que Cofré debió acudir el miércoles al poder judicial para ser interrogado por el juez Carlos Gajardo, quien investiga los errores de identificación cometidos en el caso llamado "Patio 29".

Sobre cómo pasó a ser parte de una lista oficial de desaparecidos, el hombre de 63 años con buen aspecto respondió a periodistas: "No tengo idea".

Cofré, quien incluso aparece en la lista de un monumento de personas muertas bajo la dictadura, afirmó estar tranquilo pese al revuelo que ha provocado su caso.

"Técnicamente está muerto (...) Tenemos que determinar la identidad verdadera de él", dijo el juez Gajardo.

Todo este tiempo, Cofré vivió en la ciudad argentina de Mendoza e incluso renovó su cédula de identidad chilena, según la prensa local. Ahora, sus hijos exigen explicaciones.

"No fue el Gobierno el que descubrió esto. Fui yo el que fui al Ministerio del Interior a hablar y pedir explicaciones sobre por qué a mí me entregaron un cuerpo en un cajoncito de 50 centímetros", dijo su hijo mayor Marcelo al diario El Mercurio.

Marcelo, de 39 años, se enteró de su padre cuando un tío lo llamó al trabajo para decirle que Germán estaba en su casa.

"Que dé explicaciones, que todavía no las recibo yo. Que sanee todo esto. Yo quiero estar feliz y no estoy feliz porque él llegó", dijo Marcelo.

"He ido todos estos años a dejarle flores, ¿a quién? No sé. Les he enseñado a mis hijos que estaba ahí el abuelo. Es triste, pero estoy curtido", agregó.

Al ser considerado un desaparecido, la esposa de Cofré recibió una pensión de gracia y cada uno de los tres hijos que tuvieron obtuvieron beneficios monetarios y educacionales.

"Aquí hay que investigar. Hay responsabilidades del Estado y de los gobiernos de la Concertación", dijo a Reuters Lorena Pizarro, de la Agrupación Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Desde el retorno a la democracia en 1990, el pacto de centro-izquierda Concertación ha gobernado en forma consecutiva y junto a grupos de derechos humanos se ha encargado de investigar y reparar las secuelas de la dictadura de Pinochet.

"Espero que esta situación no sea tomada como un caso que se pueda generalizar, porque sería grave y estaría manchando toda una trayectoria de los organismos de derechos humanos", dijo Hugo Gutiérrez, abogado especializado en derechos humanos.