Público
Público

Desarrollan un método de análisis genético rápido y barato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un equipo de científicos británicos dice haber desarrollado una forma de determinar variaciones en el código genético de una persona utilizando un análisis químico de la saliva, lo que podría permitir rápidas y baratas pruebas de ADN sobre el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

El grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo dijo que su técnica, basada en análisis químicos, puede ofrecer resultados fiables sin la necesidad de las costosas enzimas utilizadas en los análisis convencionales de ADN.

Juan Díaz-Mochón, de la Facultad de Químicas de la universidad, que lideró la investigación, dijo que el método químico era capaz de detectar genes vinculados a la fibrosis quística en experimentos de laboratorio en los que se había utilizado ADN sintético.

Con financiación de socios comerciales y el fondo del Scottish Enterprise, dijo que su equipo planeaba comercializar un análisis de fibrosis quística muy pronto y posteriormente realizar investigaciones adicionales para ver si se podía utilizar el mismo método para descodificar genomas humanos completos.

"Esperamos sacar al mercado el primer test para fibrosis quística en cinco meses," dijo a Reuters. "Con los datos científicos que ya tenemos, creemos que podemos desarrollar esta prueba aún más y de formas diferentes".

Cada vez se desarrollan y comercializan más pruebas que identifican pequeñas variaciones u omisiones en el código del ADN como fórmulas de determinar si una persona está o no sana, es susceptible a enfermar, tiene una enfermedad o un grave riesgo de desarrollar una.

La fibrosis quística, una enfermedad hereditaria potencialmente mortal en la que órganos internos como los pulmones y el sistema digestivo se congestionan con espesas mucosidades, es una de las pocas enfermedades causadas por un único gen identificable defectuoso.

Compañías de todo el mundo se apresuran a desarrollar técnicas de secuenciación genética más rápidas y baratas para ofrecer a científicos y farmacéuticas formas más veloces de delinear genomas enteros.

Expertos dicen que el "santo grial" para este tipo de compañías es poder descodificar toda la secuencia genética de una persona por 1.000 dólares.