Público
Público

El desarrollo de un coche híbrido garantiza a Seat la percepción de ayudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seat ha desarrollado un prototipo de coche híbrido que combina el motor eléctrico con el de combustión, y se sitúa "en una muy primera posición" a la hora de optar a las ayudas del Plan Integral de Automoción impulsado por el Gobierno y dotado con 800 millones de euros.

Así lo ha manifestado hoy el ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante la presentación de este proyecto, denominado "Twin Drive Ecomotive", que supone el "paso previo" a la fabricación de un coche cien por cien eléctrico.

Este nuevo vehículo híbrido, basado en el exitoso modelo León de Seat, está equipado con un motor eléctrico, para circuitos urbanos, de corta distancia, que se complementa con otro de combustión para trayectos más largos.

Por el momento, la tracción eléctrica ofrece una autonomía muy limitada (permite recorrer unos 50 kilómetros y alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora), aunque abre la puerta a los ingenieros de Seat a mejorar las prestaciones de este tipo de propulsión y a superar su principal desventaja, como es la recarga de las baterías.

El nuevo híbrido de Seat, que se empezará a comercializar a partir de 2014, nace en un momento de crisis y de gran preocupación por la contaminación y el medio ambiente, tal y como han recordado los máximos responsables de la compañía, Eric Schmitt, presidente del Comité Ejecutivo, y Francisco Javier García Sanz, presidente del Consejo de Administración.

En este contexto, el desarrollo del "Twin Drive Ecomotive" supone "el paso previo" a la aparición de una nueva generación de vehículos completamente eléctricos.

"Hoy es un día histórico para el sector del automóvil", ha subrayado el ministro Miguel Sebastián, que ha reiterado que los coches eléctricos "no son la solución a la crisis actual", aunque sí el futuro hacia el que se tiene que dirigir la industria española del motor.

Sebastián ha reafirmado la apuesta del actual Gobierno por el vehículo eléctrico, un nuevo modelo de conducción que, entre otros beneficios, permitirá reducir el grado de dependencia energética de España, al sustituir los combustibles fósiles por fuentes de energía autóctonas.

"El beneficio va a ser doble si además conseguimos que esos vehículos se fabriquen aquí, tanto para el empleo como para la modernización de la industria. El camino va a ser largo, por eso hay que empezar a andarlo lo antes posible", ha indicado Sebastián.

El desarrollo, por parte de Seat, de este coche híbrido sitúa a la automovilística "en una muy primera posición" a la hora de optar a las ayudas que dará el Gobierno a las empresas del sector que presenten planes de inversión, siempre que garanticen la ocupación.

"Estamos plenamente convencidos de que Seat va a presentar unos planes muy atractivos", ha comentado Sebastián, que confía en que la compañía no sólo mantendrá el empleo, sino que incrementará su plantilla en los próximos cinco años.

Por eso, ha remarcado, "va a tener el apoyo del Gobierno en el plan de los 800 millones de euros".

Miguel Sebastián mantiene el objetivo, "ambicioso pero alcanzable", de que en España haya circulando un millón de vehículos eléctricos en el año 2014.