Público
Público

Desarticulada en Bizkaia una red de abastecimiento nuclear para Irán

La Comisaría General de Información de la policía detiene a dos personas en la 'operación Alfa' y se incauta de 44 válvulas completas de alta resistencia, aptas para uso nuclear.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía, tras  las investigaciones iniciadas en marzo del pasado año en el marco de la denominada Operación ALFA, ha interceptado en el peaje de Durango (Bizkaia ) un camión trailer cargado de válvulas del material conocido como Inconel 625, que contiene una aleación de níquel y cromo en peso, y una alta resistencia a la corrosión, haciéndola especialmente aptas para su uso en la industria nuclear.

Los agentes se han incautado de su carga, que pertenecía a la empresa Fluval Spain S.L., que tenía como destino final Irán y ha concluído con la detención de dos personas, aunque la operación todavía continúa abierta.

La empresa intervenida, con sede social en el País Vasco, utilizaba, a su vez, empresas pantalla en Emiratos Árabes Unidos para la triangulación de los envíos, canalizando los cobros a través de bancos en terceros países. Asimismo, ha mantenido relaciones comerciales con entidades iraníes incluidas en las listas elaboradas por la Unión Europea por su vinculación con el Programa Nuclear de aquel país.

En el desarrollo de la operación, realizada con el conocimiento del Juzgado de Instrucción número 5 de Bilbao, a cuya disposición se encuentra el material intervenido, se ha procedido a la entrada y registro de la empresa que hacía las transacciones, situada en el Polígono Industrial de la localidad alavesa de Amurrio, en presencia de uno de los detenidos (responsable de ventas para Emiratos Árabes e Irán), así como al registro del camión tráiler interceptado, donde se ha incautado de un total de 44 válvulas completas de distintos usos, accesorios de montaje para estas, documentación relativa a exportaciones con Irán y facturas bancarias asociadas, así como diversos soportes y material informático.

Un factor clave en la detección y descubrimiento de estas actividades ilegales ha sido, según el comunicado del Ministerio del Interior, el exhaustivo control de las exportaciones que la Comisaría General de Información, en colaboración con la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, viene realizando con el fin de impedir la adquisición de productos y tecnologías de 'doble uso' por los países señalados como 'sensibles' en los foros internacionales y cuyo destino final es la proliferación o desarrollo de armas de destrucción masiva (ADM) del tipo nuclear, radiológico, biológico y químico (NRBQ) así como de los vectores o soportes capaces de transportarlas o lanzarlas (misiles).

Según explica el Ministerio del Interior, la proliferación de ADM es uno de los mayores peligros para la seguridad global y supone una preocupación constante para la comunidad internacional y los servicios de inteligencia occidentales. La Unión Europea y Estados Unidos están sometiendo a duras sanciones a Irán, en un esfuerzo por conseguir que Teherán abandone su programa nuclear, que según sospechas, estaría destinado a la fabricación de armas nucleares y supondría una gran amenaza para los países de su entorno. Igualmente, el riesgo de que terroristas u otros actores no estatales pudieran adquirir dichos materiales (NRBQ) añadiría una dimensión crítica a esta amenaza.

Además, la Unión Europea ha prohibido taxativamente la exportación a Irán de este tipo de equipamientos ante el grave riesgo de que este material pueda ser desviado para el desarrollo de su Programa Nuclear, estando su exportación al resto de países fuera de la Unión sometida a un estricto régimen de autorizaciones.