Público
Público

Desarticulada una red que estafó 400.000 euros duplicando webs de compraventa

La Policía ha detenido a once personas en Tarragona que habrían engañado a un millar de usuarios online

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha desarticulado en Tarragona una trama de estafadores y ha detenido a once ciudadanos -casi todos rumanos-, que suplantaban conocidas páginas web de compraventa y pago en la red y que ha supuesto un fraude de más de 400.000 euros y al menos mil personas engañadas en España.

La organización, según ha explicado la Policía en un comunicado, suplantó conocidas páginas de prestigiosos portales para vender 'inexistentes' aparatos tecnológicos de última generación y otros objetos a precios muy ventajosos.

De igual manera, copiaban la apariencia de 'la pasarela de pago' y los compradores timados ingresaban el importe del producto en una de las múltiples cuentas bancarias -se han detectado hasta 78 en toda Cataluña- abiertas por los miembros de la red con identidades falsas, incluso de personas fallecidas.

Los once detenidos son en su mayoría procedentes de la ciudad rumana de Rimnicu Vilcea y con ellos colaboraba un abogado español que era el encargado de desbloquear las cuentas bancarias cuando se daba el caso de que alguna entidad descubría que éstas habían sido abiertas con un nombre simulado.

Conseguía desbloquearlas utilizando poderes notariales que había logrado previamente 'induciendo a error' a notarios de la provincia de Tarragona. Todo el dinero sustraído era sacado de España mediante envíos realizados por distintas personas y a través de empresas dedicadas a este fin.

La Policía encargada del caso, en el que también ha colaborado la Embajada de Rumanía, llevó a cabo cinco registros en los domicilios de los detenidos (en Cambrils, Reus y Tarragona) y ha intervenido numeroso material informático para la falsificación de documentos, teléfonos móviles, resguardos del envío de dinero y libretas de ahorro a nombre de los arrestados, entre otros efectos.

Las primeras investigaciones comenzaron tras detectar un elevado número de solicitudes de Certificados de Registro de Ciudadano de la Unión, que estaban siendo presentadas por nacionales rumanos con documentación falsa, en diversas comisarías de policía de Reus, Tortosa y Tarragona. Posteriormente los investigadores lograron establecer las relaciones personales existentes entre ellos así como determinar que se trataba de un entramado especializado en cometer estafas a través de Internet.

Utilizando documentación falsa y, a través del portal telemático de la Seguridad Social, los miembros de la red se inscribían como autónomos en el Régimen de la Seguridad social, requisito imprescindible para obtener el Certificado de Ciudadano de la Unión y para poder abrir una cuenta bancaria.

Después se desplazaban por las provincias de Tarragona, Barcelona y Lleida, abriendo numerosas cuentas bancarias. Para ello utilizaban diferentes filiaciones reales --incluso de personas fallecidas--, con el fin de camuflar su verdadera identidad y multiplicar el número de estafas, así como las ganancias obtenidas, lo cual dificultó enormemente la investigación policial. En el transcurso de las investigaciones, se han podido detectar al menos 78 cuentas bancarias abiertas por esta organización en toda Catalunya.

A continuación, confeccionaban y duplicaban conocidos portales de venta de artículos entre particulares en los que ponían a la venta, de manera ficticia, aparatos tecnológicos de última generación a precios muy inferiores a los de mercado, ofertas que eran difundidas mediante técnicas de ingeniería social. Con ello lograban engañar a los internautas que, en la creencia de que estaban en las páginas originales así como en las pasarelas de pago auténticas, realizaban sin saberlo transferencias a las cuentas bancarias que los miembros de la organización previamente habían abierto.

Cuando las víctimas se daban cuenta del engaño, denunciaban lo ocurrido o interponían reclamaciones a los verdaderos portales de Internet, quienes a su vez daban cuenta de los hechos a la Policía. De este modo se pudo relacionar las múltiples denuncias por estafa presentadas y relacionarlas con este grupo de delincuentes.