Público
Público

Desarticulada una red que explotaba sexualmente a más de 200 mujeres

La Policía ha detenido a nueve personas acusadas de trata de seres humanos, corrupción de menores, violación de derechos laborales y pertenencia a grupo criminal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que presuntamente explotó sexualmente a más de 200 mujeres rumanas desde 2002 en carreteras y clubes de la provincia de Barcelona, y ha detenido a una decena de personas. Entre las jóvenes hay cuatro menores de edad y una mujer con discapacidad psíquica.

Según el informe de la policía, las mujeres eran captadas en su país, aprovechando su situación de necesidad, y traídas a España donde se les obligaba a prostituirse para pagar la deuda contraída con el viaje ilegal. La colaboración con la Policía rumana ha permitido la identificación completa de los 18 miembros del grupo, así como de otras víctimas de la misma organización.

El grupo estaba formado por rumanos, españoles y marroquíes que captaban a las mujeres en Rumanía

Hasta el momento nueve personas han sido detenidas en la provincia de Barcelona como presuntos responsables de los delitos de trata de seres humanos, una mujer ha sido imputada y el resto está pendiente de detención. Los presuntos responsables están acusados de trata de seres humanos relativos a la prostitución, corrupción de menores, contra el derecho de los trabajadores y pertenencia a grupo criminal, según el caso.

Además, en cinco registros practicados se han intervenido más de 7.000 euros en efectivo, documentación relativa a las actividades ilícitas, material informático, dos armas de fogueo con su munición, dos defensas eléctricas y cuatro vehículos de alta gama.

La policía ha informado de que el modo de operar del grupo criminal estaba perfectamente estructurado y era conformado por ciudadanos rumanos, españoles y marroquíes que captaban a las mujeres en Rumanía, aprovechando la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban ellas y sus familias. La red siempre ejercía un control de las víctimas transportándolas desde sus domicilios a los locales donde ofrecían los servicios sexuales. Cuando no había plaza en ellos, eran obligadas a prostituirse en diversas carreteras comarcales del Bages y del Valles occidental (Barcelona).

Se han intervenido más de 7.000 euros en efectivo, armas de fogueo y defensas eléctricas

Los agentes lograron comprobar que entre los años 2007 y 2009 los mismos proxenetas habían obligado a ejercer la prostitución callejera a algunas de las mujeres en el barrio del Raval de Barcelona. Las jóvenes eran obligadas a prostituirse en horarios ininterrumpidos de diez y doce horas de martes a domingo. Los propietarios de los prostíbulos se beneficiaban del 40 % de los ingresos obtenidos y la parte restante era repartida con los proxenetas, que además les descontaban a las víctimas el alojamiento y la manutención.

Durante la operación, se han identificado 26 jóvenes, de las cuales cuatro fueron explotadas cuando eran menores de edad. Según la documentación intervenida y las inspecciones realizadas desde el 2002, la Policía deduce que el número total de las mujeres explotadas supera las 200, todas extranjeras. Las mujeres localizadas por los agentes en la lucha contra la trata han sido informadas de los recursos que tienen a su disposición como potenciales víctimas de trata de seres humanos, y están siendo asistidas y entrevistadas por una ONG.