Público
Público

Desarticulado un grupo de apoyo a ETA responsable de ataques en la zona de Errenteria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado hoy, con la detención de 10 personas en Guipúzcoa, un presunto grupo de apoyo a ETA responsable de los principales actos de violencia callejera cometidos desde 2005 en Errenteria, Oiartzun y Lezo.

La operación policial se ha desarrollado esta madrugada en las localidades guipuzcoanas de Errenteria, Oiartzun y Arrasate, en las que además se han efectuado un total de 18 registros, 13 de ellos en domicilios y otros 5 en distintos locales presuntamente utilizados para ocultar objetos y celebrar reuniones, uno de ellos la "herriko taberna" (sede social de la izquierda abertzale) de Errenteria.

Además, la Policía Nacional ha arrestado durante uno de los registros en Arrasate a tres personas más acusadas de atentado, resistencia y desobediencia.

El grupo desarticulado tenía como misión la realización de atentados mediante la confección y lanzamiento de artefactos explosivos e incendiarios contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, edificios oficiales, sedes de partidos políticos, entidades bancarias y de ahorro, estaciones y unidades de ferrocarril, transportes públicos y mobiliario urbano.

Los 10 detenidos son X.L.G., de 22 años; H.I.U., de 27; B.B.D. de 24; A.A.D. de 21; I.A.L., de 21 y A.A.I. de 22, todos ellos nacidos en Errenteria; G.E.C., de 23 años y nacido en Pasaia; A.F.G., de 20, y nacido en San Sebastián, y M.O.P., de 21, y A.E.O. de 23 años, nacidos en Oiartzun.

En los registros, la Policía Nacional se ha incautado de material informático, ordenadores, CPUs y portátiles; propaganda, pegatinas y varios DVD de la organización ilegal SEGI, teléfonos móviles y abundante documentación para su estudio y análisis.

Los arrestados serán trasladados a las dependencias de la Comisaría General de Información en Madrid para ser puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, mientras que los otros 3 detenidos por atentado, resistencia y desobediencia pasarán a disposición del Juzgado de Guardia.

Esta operación es la séptima de este tipo que realiza la Policía Nacional desde el pasado mes de julio tras las desarticulación de grupos similares en Vitoria, Getxo (Vizcaya), San Sebastián, Navarra y la comarca de Lea-Artibai (Vizcaya).

A los 10 detenidos se les imputan más de una decena de ataques y sabotajes cometidos desde el año 2005, fundamentalmente en Errenteria, contra objetivos como el Juzgado de Paz de esta localidad, la comisaría de la Ertzaintza, el domicilio particular de un ertzaina, varios vehículos de Telefónica, la estación de EuskoTren, el coche de un concejal del PSE, un transformador eléctrico de Iberdrola en Lezo, la oficina de Correos o una subestación eléctrica.

También se les imputa la agresión contra agentes de la Policía Nacional que fueron reconocidos en una calle de Errenteria, entre otras acciones, según ha informado el Ministerio del Interior.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado esta "amplia" operación, que "sigue abierta" y con la que se insiste en el objetivo de evitar la violencia que, según ha subrayado, no sólo consiste en colocar bombas, sino también en atacar las sedes de los partidos políticos o las casas de los concejales.