Público
Público

Desarticulado un grupo organizado y armado dedicado a introducir y vender droga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo organizado y armado, integrado por 23 personas, presuntamente dedicado a la introducción de cocaína procedente de Colombia, que luego distribuía en la provincia de Alicante, según han informado fuentes policiales.

Los integrantes de esta banda, perfectamente estructurada y donde cada uno de sus miembros tenía una función específica, han sido detenidos en diversos municipios alicantinos, así como en el aeropuerto de Barajas (Madrid).

El grupo se dedicaba presuntamente al tráfico de cocaína, heroína y marihuana, y algunos de sus miembros tenía en su poder armas de fuego, como revólveres y pistolas de doble cañón.

La operación policial, denominada "Tero", ha permitido la desarticulación de esta banda, integrada por ciudadanos españoles y colombianos, y la incautación de cuatro armas de fuego, 24 kilos de cocaína, 4,5 kilos de cogollos de marihuana y 200 gramos de heroína, así como de diversos vehículos, joyas y dinero, según han informado las citadas fuentes.

Los arrestos, que se han desarrollado de forma progresiva entre los meses de septiembre y noviembre, han tenido lugar en las localidades alicantinas de Elche, Dolores, Villena, Torrevieja, Los Montesinos y Santa Pola, mientras que dos de los ahora detenidos fueron interceptados en Barajas a su llegada de Colombia.

A excepción de un ciudadano venezolano, de 35 años, el resto de los detenidos son de nacionalidad española (16) y colombiana (6), entre los que figura el considerado como "cabecilla" del grupo, M.A.D., uno de los dos detenidos en el aeropuerto madrileño.

El arresto de este último se produjo el 20 de noviembre cuando fue interceptado en la Terminal 4 portando cerca de 11 gramos de cocaína en su equipaje.

Días antes, la Policía Nacional ya había detenido a otro "correo humano" en este mismo aeropuerto, quien, procedente de Colombia, llevaba 12,5 kilos de cocaína-base ocultos en envases de vino.

Las investigaciones se iniciaron en junio de este año a raíz de la detección de "una intensa actividad delictiva" encaminada a la distribución de diferentes cantidades de cocaína y heroína en los barrios ilicitanos de San Antón y Palmerales.

Asimismo, los efectivos policiales observaron que este grupo estaba "perfectamente estructurado y organizado".

De hecho, los miembros de este grupo tenían repartidas las tareas, de tal forma que unos se encargaban de la compra de la droga, normalmente a proveedores de nacionalidad colombiana, otros al transporte y custodia de la misma en pisos de seguridad y otros integrantes eran los encargados de distribuirla a pequeños traficantes "de menudeo".

Al mismo tiempo, los efectivos policiales constaron que el grupo obtenía importantes beneficios pero ninguno de sus miembros, salvo alguna excepción, desarrollaba actividades laborales lícitas.

Junto a las detenciones, los registros domiciliarios practicados han permitido hallar una pistola del calibre 6.35 con munición, un revólver, una pistola de doble cañón, una pistola de fogueo, varias armas blancas, cerca de 18.000 euros, diez básculas de precisión y otros útiles de manipulación de la droga, numerosas joyas de oro, material informático, varios teléfonos móviles y vehículos.