Público
Público

Desarticulado un grupo que robaba cables de cobre en 17 localidades españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agentes de la Guardia Civil de Ciudad Real han detenido a un grupo de diecisiete personas, doce rumanos y cinco españoles, que había llevado a cabo al menos 63 robos en 17 localidades españolas, casi siempre de hilo de cobre, valorado en un millón de euros.

El grupo organizado actuaba tomando como base de operaciones el asentamiento ilegal de madrileño de Cañada Real, donde residían, y entre los detenidos se encuentran cinco españoles, como propietarios de tres almacenes de desguace y recuperación, ha informado hoy el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano.

Estos almacenes, dos situados en la Comunidad de Madrid y el tercero en Talavera de la Reina (Toledo), eran los lugares adonde llevaban la mayoría de los objetos robados.

El grupo, cuyo cabecilla y su hombre de confianza se encuentran detenidos en la prisión ciudadrealeña de Herrera de La Mancha, actuaba con una gran organización jerárquica y tomando muchas precauciones para no ser descubiertos, lo que hacía que mientras un vehículo efectuaba un robo, otro vigilaba la posible presencia policial desde la distancia.

La investigación la ha llevado a cabo el grupo de Policía Judicial de la Guarida Civil de Ciudad Real, a raíz de un robo de 16 toneladas de cobre en un almacén de desguace de esta ciudad, en julio del año pasado.

Este robo hizo que los agentes les siguieran la pista por Toledo, Ávila, Valladolid, Badajoz, Burgos, Soria, Logroño, Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Castellón, Zaragoza, Huesca, Navarra y Álava.

El grupo se desplazaba hasta todos estos lugares desde su base de operaciones de Cañada Real y lo mismo robaba el camión con el que efectuaba la sustracción, bidones de gasóleo, herramientas, hasta cuatro cerdos en una ocasión, pero de manera dominante hilo de cobre, bronce y otros objetos con salida fácil en los desguaces.

Díaz-Cano ha explicado que los miembros de la red poseían buenos conocimientos en sistemas de alarmas, que desactivaban previamente al robo, y hacían con varios vehículos el reconocimiento del terreno donde iban a llevar a cabo la sustracción.

La Guardia Civil los acusa de robo con fuerza en las cosas, receptación, organización ilícita y blanqueo de capitales.

La investigación ha sido dirigida por el juzgado de Instrucción número dos de Ciudad Real, donde están imputados el resto de miembros de red, en situación de libertad.

El delegado ha dicho que los agentes imputan también a este grupo otros 37 robos de cobre efectuados en localidades de la provincia de Ciudad Real, entre principios de julio y finales de diciembre de 2008, que es cuando se ha desarrollado la operación policial.

La operación ha concluido con las detenciones los días 13, 16 y 18 de enero, partiendo de un primer grupo capturado la primera de las fechas citadas en Madrid.

"Ha sido una actuación -ha dicho Díaz-Cano- de las más importantes de la Guardia Civil en Ciudad Real y a nivel nacional, por eso el día del Pilar felicité a la Comandancia de esta provincia, porque su resolución de delitos es muy superior a la media nacional".

Los detenidos tienen edades comprendidas entre 23 y 48 años y se les han ocupado 10 toneladas de cobre, herramientas, un vehículo y un camión.