Público
Público

Sin tiempo para descansar, Nadal piensa ya en la hierba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con un quinto Roland Garros en el bolsillo y de nuevo como número uno del mundo, Rafa Nadal podría tener una buena excusa para tomarse la mañana del lunes libre. Sin embargo, en lugar de eso, se dirigía al oeste de Londres para mejorar su destreza sobre hierba.

La victoria de Nadal frente al sueco Robin Söderling en París el domingo, tras la que se llevó su quinto título del Abierto de Francia en seis años, acabó con el reinado de un año de Roger Federer al frente de los ránkings y confirmó que el español ha vuelto a su formidable forma.

Tras perderse la temporada de hierba del año pasado y la posibilidad de defender la corona de Wimbledon cuando ganó de forma tan memorable a Federer en 2008, el mallorquín de 24 años llegará al Queen's Club para el tradicional evento de calentamiento en lo más alto.

"La confianza es siempre lo más importante. Así que ganar aquí y ganar los últimos 22 partidos sobre tierra batida siempre es una muy buena preparación para la hierba", dijo Nadal a los periodistas tras su victoria en París.

"El lunes por la tarde estaré entrenando en Queen's, no durante mucho tiempo, 45 minutos. Quizás me encantará jugar dobles el martes allí para prepararme. Y estoy seguro de que voy a jugar en individual el miércoles".

"Pero estoy muy feliz. Intentaré practicar y pasar el mayor tiempo posible en la pista esta semana para encontrar mi ritmo en hierba. Ese es mi objetivo. Intentaré llegar lo más preparado posible para jugar mi mejor Wimbledon hasta ahora".

Es un escenario muy diferente al del año pasado, cuando llegó tras haber sufrido su única derrota en Roland Garros: su sorprendente eliminación en cuarta ronda por Söderling, de la que se cobró una dulce venganza el domingo, disfrutando de una victoria por 6-4, 6-2 y 6-4.

Con las rodillas ya recuperadas y la confianza restablecida, Nadal podría ser número uno durante el futuro predecible, ya que no tiene puntos que defender en el All England Club, donde Federer debe ganar un séptimo título para evitar perder más posiciones.

El suizo sigue tentadoramente cerca de batir el récord de Pete Sampras de 286 semanas como número uno. Se ha quedado en 285.

Nadal minimizó el significado de superar a Federer en los ránkings, y prefirió concentrarse en su lugar en recuperar su corona de Wimbledon, como hizo con la francesa.

"No voy a pensar en el hecho de que fui campeón (en Wimbledon)", declaró Nadal.

"Han pasado dos años desde mi victoria, y un montón de cosas han cambiado. Voy a intentar hacerlo lo mejor, en las mejores condiciones, como hago cada año al llegar allí. La pasada temporada fue imposible", añadió.

Tras el evento de esta semana en el Queen's Club, en el que también participan el número tres Novak Djokovic y el número cuatro Andy Murray, Nadal volverá a Mallorca durante unos días antes de regresar a Wimbledon.

Sólo después del torneo de hierba Nadal se permitirá echar una cana al aire y brindar por su regreso a la cumbre.

"Es difícil tener una gran celebración si tienes que entrenar al día siguiente", declaró Nadal. "Voy a tener tiempo, ¿eh? En verano en casa después de Wimbledon. En Mallorca tendré una celebración increíble".