Público
Público

Descartan ventaja rehabilitación acuática tras reemplazo rodilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque podría pensarse quefacilitaría la recuperación después de una cirugía de reemplazode rodilla, la rehabilitación acuática no supera a la que serealiza en piso, según reveló un estudio realizado enAustralia.

Como señalan los autores en la revista Arthritis &Rheumatism, la fisioterapia después del reemplazo de rodillapermite recuperar la función física y la calidad de vida.

"Sin embargo, la capacidad posquirúrgica del paciente dehacer ejercicios con pesas se ve limitada por el dolor (y lainflamación) de la articulación", escribió el equipo de ladoctora Alison R. Harmer, de la University of Sydney.

En ese caso, "la flotación y la presión hidrostáticapropias del agua la vuelven una terapia bastante atractiva",añadió.

El equipo comparó los resultados obtenidos con 102pacientes con reemplazo de rodilla y que al azar participaronen un programa de ejercicios de piso o rehabilitación acuáticados semanas después de la operación.

Los pacientes concurrieron a dos sesiones semanales duranteseis semanas y ejercitaron hasta su nivel de tolerancia.

La prueba principal de resultados fue la caminata de seisminutos, es decir, la distancia recorrida en ese período.

A las 26 semanas después de la cirugía, los resultados dela prueba no variaron significativamente entre ambos grupos;todos los participantes aumentaron la distancia recorrida de lamisma manera.

Otros indicadores de medición de resultados utilizadosfueron la capacidad de subir una escalera, la escala visualanalógica de dolor, el alcance de la movilidad de laarticulación en estado de reposo y el nivel de inflamación dela rodilla.

Al inicio de la rehabilitación, "el 97 por ciento de lospacientes necesitaba ayuda para caminar en todo momento. A lasemana 26, sólo el 27 por ciento la necesitaba", indicó elequipo.

Este es el primer estudio que compara la rehabilitación decorto plazo acuática y en piso después del reemplazo total derodilla, indicaron los autores, que concluyeron que ambosmétodos proporcionarían buenos resultados.

FUENTE: Arthritis & Rheumatism, 15 de febrero del 2009