Público
Público

Desciende la cantidad asignada a la Iglesia por IRPF

El número de declaraciones del IRPF a favor de la Iglesia católica ha descendido en cerca de 100.000 contribuyentes, y la recaudación total se ha reducido en 1,2 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de declaraciones del IRPF a favor de la Iglesia católica ha descendido en este último año en cerca de 100.000 contribuyentes (concretamente, 97.786 menos), y la cantidad total asignada a esta institución, en concepto del 0,7% del impuestos, se ha reducido igualmente en 1,2 millones de euros (un 0,49% menos que en el anterior ejercicio fiscal). Así lo ha explicado este lunes en una rueda de prensa el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, quien, pese al descenso, ha calificado los datos de la asignación tributaria de 2011 de 'moderadamente positivos' y un buen dato' en estos momentos de grave crisis económica.

En la última Campaña de la Renta, realizada entre mayo y junio de 2012 sobre los ingresos de 2011, un total de 7.357.037 declaraciones fueron a favor de la Iglesia, lo que representa un 34,83% del total. La cantidad total recaudada fue de 247,1 millones de euros.

El secretario general de la Conferencia Episcopal se ha mostrado 'satisfecho' por los datos que arroja la última declaración del IRPF y ha recordado que en el ejercicio 2010 se había producido 'el mayor incremento' de asignantes en 10 años, por lo que 'este leve descenso supone ahora exactamente la mitad del crecimiento del año anterior'. Así, desde 2007, ha explicado, se ha producido un aumento de 873.857 declaraciones a favor de la Iglesia católica, aunque desde el año pasado, a pesar de aumentar el número de declarantes, ha descendido la cantidad total recaudada. No obstante, ha admitido que hay 'muchas personas' que no marcan la casilla de la Iglesia católica, a las que hay que 'seguir insistiendo sobre la necesidad de poder contribuir al enorme bien que realiza la Iglesia en su totalidad'.

En este sentido, ha explicado que el dinero que la Iglesia recibe cada año procede de 'la decisión personal de cada contribuyente' y de 'la situación económica'. 'Eso hace que en los últimos tres años la Iglesia haya dejado de recaudar más de 5 millones de euros'. 'Con menos dinero tenemos que hacer muchas más cosas, ésas son las reglas del juego y nosotros estamos contentos con esas reglas', ha concluido.

Preguntado por la posibilidad de que otras confesiones religiosas obtengan también financiación a través de la declaración de la renta, Giménez ha indicado que es competencia del Gobierno y de las religiones que tengan acuerdos de colaboración con el Estado español establecer ese mecanismo. 'Si lo hacen, por nuestra parte no tenemos nada que decir'.