Público
Público

Desconfían de la eficacia estatal venezolana con la nacionalización de la filial del Grupo Santander

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El control estatal del sistema bancario venezolano, que se materializará cuando se concrete la compraventa de la filial del grupo español Santander, es vista con desconfianza por los usuarios, aseguró hoy el ex gerente del Banco Central (emisor) Domingo Maza Zavala.

"Los ciudadanos no tienen una buena opinión sobre la gestión económica oficial en su conjunto" y "tiene que haber temor porque el sistema financiero es el corazón del sistema circulatorio del país", opinó el experto en declaraciones a los periodistas, tras el anuncio del presidente Hugo Chávez de querer comprar el Banco de Venezuela.

Esa percepción se deriva de que tras su reciente nacionalización la industria petrolera "no está bien manejada" y lo propio sucede con industrias básicas, la telefónica y la electricidad que han sido adquiridas por el Estado y "ya empezaron a presentar fallas en los servicios", añadió en declaraciones a radios y canales televisivos.

"Los clientes comenzarán a preguntarse si con el sistema financiero pasará o no lo mismo", una vez que el Banco de Venezuela pase al control estatal, sostuvo, aunque hay hoy normalidad y un movimiento habitual en las sucursales de la entidad financiera en Venezuela.

La nacionalización de ese banco podría tratarse "de un hecho aislado" o bien ser "el inicio de una política financiera que tenga como fin tomar posesión a través de la estatización de las instituciones claves del sistema financiero para extender el poder del Estado al sistema bancario, que es de suma trascendencia para la nación", añadió Maza Zavala.

"En estos momentos en Venezuela no están dadas las condiciones para un proceso semejante", insistió.

José Guerra, otro ex gerente del Banco Central de Venezuela (emisor), declaró a su vez que "una banca en manos del Estado asegura que los recursos de los depositantes apoyen al sector estatal de la economía".

Esta "cada vez demanda mayores recursos para su funcionamiento en vista de la ineficiencia y las pérdidas que genera", dijo y añadió que "el socialismo del siglo XXI" que Chávez dice impulsar, "al igual que los experimentos (en ese sentido) fracasados del siglo XX", tuvieron todos "una matriz profundamente estatista".

Añadió que "el salto estelar de los precios del crudo", producto que domina las exportaciones venezolanas, "ha coincidido con la puesta en marcha de un ambicioso plan de expansión del Estado en la economía, que incluye la toma de la principal empresa de telecomunicaciones, el sector eléctrico, las cementeras, las empresas de alimentos" y otras.

El Estado venezolano pasará a liderar el sector bancario cuando se concrete la nacionalización del Banco de Venezuela, a través de una compraventa negociada ya iniciada, aunque recién el jueves fue anunciada por el presidente Chávez.

En un comunicado difundido hoy en Madrid, el Santander confirmó que mantiene negociaciones con el Gobierno venezolano para vender su filial y reconoció que inicialmente tenía previsto vender el banco a un inversor privado venezolano, para lo que se alcanzaron "determinados compromisos" sin llegar a acordar la compraventa.

Fuentes del mercado valoran la filial venezolana del Santander entre 1.200 y 1.900 millones de dólares, aunque la entidad española no ha confirmado estas cifras.