Público
Público

La desconfianza de los consumidores en la economía va en aumento

Seis de cada diez españoles piensa que la situación seguirá igual o empeorará en el próximo medio año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El descontento popular va en aumento. En plena crisis, ver la luz al final del túnel parece casi imposible. Un 70% de los ciudadanos opina que la situación económica actual es peor que hace seis meses, y pese a que la confianza de los consumidores mejoró ligeramente en diciembre, seis de cada diez españoles siguen pensando que todo seguirá igual o empeorará de cara al próximo medio año.

Según el Indicador de Confianza ICC elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la confianza de los consumidores con respecto a la economía ascendió el mes pasado 5 décimas, llegando hasta los 71 puntos. A pesar de estos datos, la cifra sigue alejándose mucho de 100 puntos, que es el nivel a partir del cual se considera una percepción positiva.

Esta ligera mejora se produjo por el alza del indicador que mide la confianza en la situación actual, que subió más de dos puntos y medio hasta lograr 43,2 y compensó el descenso que registró el índice de expectativas, que bajó a los 98,8 puntos.

Sin embargo, el resultado final es que el 61,3% de los encuestados llega justo a fin de mes o le resulta difícil. Este es el motivo principal de la acumulación de deudas o la utilización de los ahorros familiares. Por ello, el 44,3% de los ciudadanos asegura que la situación económica actual de su familia es peor que hace seis meses debido principalmente a la falta de ingresos y al estancamiento de los salarios.

Para calcular el ICC se realiza una media aritmética de los balances de la situación actual de la economía familiar, de la economía española y del empleo, así como las expectativas para los próximos seis meses.

En cuanto al trabajo, nueve de cada diez ciudadanos ven igual o peor la posibilidad de encontrar o mejorar en un puesto de trabajo. Asimismo, el 37,5% de los consumidores asegura que conocen entre una y tres personas de su entorno en paro.

En términos generales el 46,4 % de los ciudadanos cree que el precio de la vivienda en 2012 no variará respecto a 2011 y un 42,8 % confía en que bajará. El motivo principal de este descenso sería provocado por el aumento de la oferta por encima de la demanda. Y un 95,9% no tiene planes de comprar una vivienda este año.