Público
Público

La desconfianza en la deuda española bate récords

Los mensajes de tranquilidad no logran frenar los ataques y la prima de riesgo supera los 250 puntos básicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo de los bonos españoles a 10 años frente a sus homólogos alemanes pulverizó hoy su récord al superar 250 puntos básicos, el máximo desde la creación del euro en 1998, según datos de Bloomberg, si bien terminó la sesión por debajo de ese nivel, en 245 puntos.

La rentabilidad de los títulos españoles subió diez centésimas al cierre del mercado secundario, con lo que se situó en el 5,162%, un nivel desconocido desde julio de 2003, según datos de Bloomberg.

Por su parte, la deuda alemana a 10 años registraba al cierre del mercado español un rendimiento del 2,709%, que era prácticamente el mismo que en la jornada anterior, después de haber estado la mayor parte del día a la baja, lo que facilitó que la prima o diferencial pulverizara sus récords.

En concreto, la prima de riesgo tocó los 250,3 puntos a las 15.49 hora española peninsular, después de que, tras unas primeras horas de tranquilidad, el mercado volviera a la carga.

Prosigue así el ataque de los mercados a España pese a los mensajes tranquilizadores que el Gobierno se ha esforzado en transmitir estos días. El rescate a Irlanda continúa sembrando la desconfianza en la deuda española.

Entre las noticias que siguieron apoyando la desconfianza de los inversores destacó el anuncio de que las autoridades de la Unión Europea tienen previsto repetir, a principios del año próximo, los test de resistencia de la banca, después de que los realizados a la banca irlandesa no mostraran los verdaderos problemas que tenía.

El analista de CM Capital Markets Julián Benavente señaló que los inversores están penalizando 'la falta de rapidez o flexibiidad por parte del Banco Central Europeo' en tomar nuevas medidas, aunque recordó que los movimientos de la prima se siguen produciendo en un contexto de 'volatilidad elevada'.

Los mensajes de tranquilidad europeos y españoles no han conseguido frenar los ataques

Otros expertos consultados han precisado que los mensajes de tranquilidad de las autoridades europeas, como el mantenimiento del importe del fondo de rescate europeo, y nacionales no han conseguido frenar los ataques al mercado de deuda.

Además, han añadido que a la situación general se ha sumado que ha circulado por el mercado la posibilidad de que le rebajen la calidad crediticia a Italia, que hoy ha colocado deuda por importe de 10.500 millones de euros.

En cuanto a la evolución de la deuda de otros países -en Estados Unidos es festivo por el Día de Acción de Gracias-, el rendimiento de la deuda irlandesa subía al cierre del mercado español dos décimas, el 9,078%, mientras que el interés de los bonos italianos crecía cinco centésimas, hasta el 4,39%.

Los títulos de diez años de Portugal, al día siguiente de la huelga general, lograron salvar la sesión con el descenso de una centésima en su interés, que se colocó en el 6,98%, mientras que el de los griegos se situó en el 11,929%, también con una leve bajada de una centésima.

Por su parte, el coste de los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos a 10 años relativos a España también se veía perjudicado y superaba los 301.000 dólares para cubrir potenciales impagos de 10 millones de dólares invertidos en deuda soberana.