Publicado: 08.05.2009 07:00 |Actualizado: 08.05.2009 07:00

El descontrol del capital gestó la crisis

Los españoles culpan de los problemas a los movimientos especulativos, la codicia y la corrupción en la gran empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dice José María Aznar en su último libro, un catálogo de recetas neoliberales contra la crisis, que en la actual recesión "lo que ha fallado es el Estado". Los ciudadanos discrepan con el ex presidente del Gobierno. La principal causa de la crisis internacional, según el Publiscopio, es la falta de control sobre los movimientos internacionales de capital. Un 44% de los encuestados lo cree así, según el estudio, realizado entre los pasados 20 y 29 de abril.

Son seis puntos más que en septiembre pasado. Entonces, coincidiendo con la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, el 60% de los encuestados citaba los desbocados precios del petróleo y las materias primas como primera causa del colapso económico.

Alimentos y combustibles llevan meses abaratándose como consecuencia del desplome de la demanda y el paro es ahora el principal problema para el 76,2% de los españoles, una cifra récord, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

En ese contexto, el dedo acusador de los ciudadanos recae mayoritariamente, además de en la citada falta de controles, en la corrupción de las grandes empresas (el 43% cree que ha influido "mucho" en el estallido de la crisis), en la codicia de los ricos (citada por el 42%) y en la especulación en las bolsas (40%). Otros factores son la mala política económica de los gobiernos (38%), el consumo excesivo (37%) y la mala gestión de los organismos públicos internacionales (34%).

Ni el gasto militar ni un gasto público excesivo, que en septiembre pasado concentraron el 21% y el 31% de las respuestas, figuran ahora entre los principales motivos de la recesión: sólo los citan el 16% y el 27% del total, respectivamente.

La mayor crisis económica desde la Gran Depresión no ha propiciado grandes cambios sobre la percepción del capitalismo. En septiembre pasado, un 28% creía que el sistema vigente había influido mucho en el estallido de la crisis. Ahora, lo piensa así un 31%.

Si se atiende a la filiación política de los encuestados, sólo una parte de los del PP parecen compartir las tesis de Aznar. La mayoría de estos votantes, un 46%, cita la mala política de los gobiernos como principal causa de la crisis.

Éste factor no figura entre los cinco que han ganado peso en la última encuesta respecto a septiembre pasado como culpables de la crisis global. Además de la percepción de la importancia de la falta de control sobre los capitales, ha ido ganando terreno la corrupción empresarial (cinco puntos más que hace siete meses) y la especulación en las bolsas (cuatro).