Público
Público

Descritos varios casos del VIH más agresivo

Una variante del virus del sida hace desarrollar la enfermedad de forma más rápida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de investigadores españoles dirigidos por Javier Martínez-Picado, del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa del Hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona, ha caracterizado varios casos de infección por VIH fulminantes donde el virus actúa tan rápido que los tratamientos no llegan a tiempo para evitar el desarrollo de sida.

En concreto, Martínez-Picado y sus colegas de IrsiCaixa describen en la última edición de la revista Clinical Infectous Diseases dos casos de pacientes, detectados a principios de 2007, que desarrollaron el sida de forma tan rápida tras infectarse con VIH que los fármacos apenas pudieron actuar.

En el primero de los casos, el paciente, ingresado en el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol (A Coruña) con un cuadro de neumonía severa, falleció en 25 días. El segundo caso es el de una chica de 15 años que ingresó en el Germans Trias i Pujol, y que tras pasar por la unidad de cuidados intensivos ha podido irse recuperando poco a poco gracias a la medicación.

Pero estos no son los únicos casos ya que, según Martínez-Picado, su equipo estudia en la actualidad otros cinco pacientes con rasgos similares. En cualquier caso, el experto aseguró ayer a Público que no se trata de que se haya detectado una “miniepidemia” de pacientes con estas características, sino que se trata sólo de “casos infrecuentes” que hasta ahora podían pasar desapercibidos. “Son casos muy raros; menos del 0,5% de las personas infectadas evolucionan hacia el sida en el primer año”, explica el especialista.

Según el investigador, no basta con que el virus pertenezca a una variante especialmente virulenta: para que se den infecciones tan agresivas es necesario además que el paciente infectado tenga un perfil genético que le predisponga a contraer la enfermedad y que, al mismo tiempo, sea coincidente con las caraterísticas genéticas de la persona que le infecta.

En cuanto al virus, esta variante se caracteriza por utilizar indistintamente dos puertas de entrada a la célula, los llamados receptores R5 y los X4, mientras que el tipo vírico más habitual sólo usa al principio para infectar la célula los receptores R5. Esta variante más agresiva del virus, que se denomina virus con tropismo dual o combinado R5/X4, deja a los pacientes desde el principio con niveles casi nulos de células T, las encargadas de hacer frente a la infección.

Según Martínez-Picado, este hallazgo tiene utilidad en una doble dirección. En primer lugar, de cara a la investigación de una vacuna, “da pistas sobre los fallos del sistema inmune”. Por otro lado, deja claro que no se puede bajar la guardia en prevención. “La severidad de la infección no se puede prever”, advierte.