Público
Público

Descubren en Marialba, en León, tumbas infantiles medievales y un batisterio visigótico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las excavaciones en la basílica de Marialba de la Ribera (León), arquitectura paleocristiana de la hispania romana del siglo IV, han localizado ya una serie de tumbas de niños, de época medieval, y un batisterio visigótico, han informado a EFE fuentes de los investigadores.

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León encargó este año a la empresa Talactor la excavación arqueológica de esta basílica sobre una superficie de 2.300 metros cuadrados, labor en la que opera un equipo de especialistas en historia, arqueología y epigrafía, una tarea que durará al menos hasta octubre.

Los restos arqueológicos de la basílica están ubicados en el término municipal de Villaturiel (León) y habían sido excavados y estudiados en parte a mediados del siglo XX, por un equipo alemán, aunque quedaron luego en el abandono y semienterrados, pese a ser un monumento clave de la Hispania cristiana.

Según ha sabido EFE, la investigación actual avanza ahora en el exterior del edificio, en el sector sur y oeste principalmente, en el entorno de la cabecera de la basílica.

Los especialistas han detectado en esta zona un importante volumen de enterramientos intactos, un área donde se concentran inhumaciones de niños.

Se trata de un espacio que -dicen los arqueólogos- debió de estar destinado a infantes de tres a ocho años, según los primeros análisis de los restos, basados principalmente en la dentición.

En la recuperación de estos enterramientos se ocupa un grupo de cuatro antropólogas, integradas en el equipo arqueológico que trabaja en la basílica, que terminarán el estudio e investigación posteriores en la Universidad Autónoma de Madrid.

Hasta el momento han localizado unas cuarenta sepulturas que se disponen en fosas simples o estructuras sencillas, delimitadas por piedras, adobes o ladrillos, y en una de ellas se ha identificado una piedra vertical a modo de estela.

La generalidad de los enterramientos se localiza en una zona no excavada por el equipo que operó en el lugar en los años sesenta y -en principio- se considera que corresponden con la necrópolis de la iglesia medieval, por lo que se estima que son del siglo XI o anteriores.

Por otra parte, se ha entrado a trabajar en un espacio descubierto ya por los investigadores alemanes, donde se han localizado varias estancias con un batisterio en el lado oeste de la basílica.

Aquí han comenzado a redescubrirse las estructuras de la piscina bautismal así como otras construcciones aún por definir, de un periodo aún no concretado, si bien parece que son posteriores al batisterio.

El batisterio -según los investigadores- podria ser de factura visiótica, de los siglos VI o VII.

Ramón Menéndez Pidal y otros historiadores han considerado a Marialba como una de las primeras arquitecturas paleocristianas de la Hispania romana, del siglo IV.

El edificio sería una manifestación de la transformación de villas romanas en lugares de culto romanos y, más adelante en iglesias o monaterios cristianos.

Las excavaciones practicadas en 1967, revelaron un estilo constructivo de época romana tardía - siglo IV - que se comparó con el de la muralla de León; las cerámicas y canceles visigóticos hallados entonces mostraron que el templo siguió usándose en siglos posteriores.

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, que financia la investigación, es una entidad constituida, en 1997, por Caja España, Caja Duero, Caja de Burgos, Cajacírculo, Caja Segovia, Caja de Ávila y la Junta de Castilla y León, para fomentar la conservación, la restauración y la difusión del Patrimonio Histórico castellano y leonés.