Público
Público

Descubren los restos de Editha, la esposa de Otón el Grande

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los presuntos restos mortales de la reina Editha (910-946), primera esposa del emperador del Sacro Imperio Romano Otón el Grande, han sido encontrados en la catedral de Magdeburgo, según anunció hoy el arqueólogo jefe del estado alemán de Sajonia-Anhalt, Harald Meller.

Meller explicó que los restos fueron encontrados el pasado otoño en el interior de un sarcófago durante unas excavaciones arqueológicas en la catedral de Magdeburgo y que, tras una serie de análisis minuciosos, en algo mas de un año podrá saberse si realmente se trata de la monarca del reino oriental de los francos.

"Probablemente podremos demostrar si se trata de una mujer de 36 años, si se vio sometida a factores de estrés y hasta que alimentación tenía habitualmente", dijo Meller, quien comentó que los restos hallados serán sometidos también a una prueba de ADN.

Los posibles restos mortales de la reina Editha fueron encontrados envueltos en paños de lino en el interior de un sarcófago de plomo, que a su vez se encontraba escondido para sorpresa de los expertos en el interior de un cenotafio supuestamente vacío y datado en 1510.

"Los ciudadanos de Magdeburgo eran listos y supieron esconder los restos de su reina donde menos se esperaba", señaló el alcalde de la ciudad, Lutz Trümper, quien comentó que la urna de Editha debió de cambiar varias veces de ubicación en el interior de la catedral hasta ir a parar al cenotafio.

Varias inscripciones en la losa superior del cenotafio y en el pequeño sarcófago de plomo, de sólo 70 centímetros de largo por 25 de ancho, hacen referencia a Editha, a la que une una estrecha relación con la ciudad, que Otto el Grande le ofreció como regalo en el año 929 con motivo de los esponsales.

La recuperación de los restos de la reina Editha ha dado lugar, sin embargo, a una fuerte polémica, ya que el predicador catedralicio de Magdeburgo, Giselher Quast, ha acusado a los arqueólogos de violar la paz de los muertos.

"Ese sarcófago nunca debía haber sido abierto. Las tumbas no son violadas por miembros de la Iglesia Evangélica", dijo Quast, quien subrayó no tener interés "en descubrimientos sensacionalistas. Sólo tenemos interés en respetar la paz de los muertos".

La reina Editha o Egditha era hija del rey Eduardo el Viejo de Wessex, nieta de Alfredo el Grande y descendiente directa de San Osvaldo y, como tal, miembro de la vieja dinastía anglosajona.

De su matrimonio con Otón el Grande nacieron Luidolfo, duque de Suabia que murió joven, y Liutgarda, que contrajo matrimonio con el duque Conrado el Rojo y se convirtió así en madre de la dinastía sálica.