Público
Público

Un descubrimiento en Etiopía puede esclarecer el origen humano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El esqueleto de un ser humano que vivió hace 4,4 millones de años muestra que los humanos no evolucionaron a partir de los chimpancés, informaron el jueves investigadores.

el antepasado común entre los humanos y los monos actuales - fue diferente para ambos, y los simios han evolucionado tanto como los humanos de ese antepasado común, dijeron.

Los investigadores puntualizaron que "Ardi" podría ser el homínido conocido más antiguo, pero que ella no fue el eslabón perdido. "De hace 4,4 millones de años encontramos algo bastante cercano", dijo Tim White, de la Universidad de California Berkeley, que dirigió al equipo de investigación.

Describieron el esqueleto parcial como una hembra representativa de la rama Ardipithecus. Las especies homínidas vivieron hace 4,4 millones de años en lo que ahora es Etiopía.

La criatura de 1,2 metros de altura es un millón de años más antigua que "Lucy", el esqueleto de otra especie llamada Australopithecus afarensis, que es una de las formas prehumanas mejor conocidas.

La genética sugiere que los humanos y nuestros parientes más cercanos, los chimpancés, se bifurcaron hace entre seis y siete millones de años, aunque algún investigador sugiere que esto pudo ocurrir hace 4 millones de años.

"Ardi" es claramente un antepasado humano y sus descendientes no surgieron de los chimpancés u otros monos, dijeron los investigadores en la revista Science.

Ella tenía un cabeza parecida a la de un mono y pulgares oponibles que le permitían trepar a los árboles fácilmente, pero sus manos, muñecas y pelvis muestran que caminaba a grandes pasos como los humanos actuales y no apoyando los nudillos como los chimpancés o gorilas.

"Las personas tenemos una especie de supuesto de que los chimpancés no han evolucionado mucho, que el último antepasado común fue más o menos como un chimpancé y que ha sido (...) el linaje humano (...) el que ha hecho toda la evolución", dijo White.

Pero "Ardi" es "aún más primitivo que un chimpancé", añadió.

Así que los chimpancés y los gorilas no caminan apoyando los nudillos porque son más primitivos que los humanos -- han evolucionado esta característica que les ayuda a vivir en sus casas en el bosque.

White, Berhane Asfaw del Servicio de Investigación del Valle del Rift de Addis Abeba, y un gran equipo, analizaron todos los huesos de Ardi y encontraron que podría haber sido más pacífica que los chimpancés modernos. No tiene los largos colmillos que los chimpancés usan para luchar, por ejemplo.

Además, los hombres y mujeres tienen los dientes de tamaño similar, sugiriendo una mayor igualdad que entre los simios modernos.

Pero su cerebro, bastante pequeño, está situado de una forma más similar al Australopithecus y a los humanos modernos, sugiriendo más percepción humana visual y espacial.