Público
Público

El desempleo roza los cinco millones de personas

El Gobierno achaca el aumento del paro a los recortes del gasto en las administraciones públicas. La tasa de paro se sitúa en el 21,5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hablar de cifras récord para referirse al paro ya no es una novedad. Sin embargo, el tercer trimestre del año volvió a engrosar la lista del desempleo hasta alcanzar la cifra de 4.978.300 de personas, 144.700 más que el trimestre anterior, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer. El dato se queda a un paso de la barrera simbólica de los cinco millones de parados con la que siempre se especula, pero supone ya un máximo histórico. La tasa de desempleo se sitúa en el 21,5%, seis décimas más que hace tres meses. 'Un dato malo, sin ambages', admitió el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez.

Las cifras de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de junio, julio y agosto ya auguraban un dato peor de lo que se podría esperar para un trimestre que suele ser bueno para el empleo debido al tirón de los servicios por la temporada estival. En este caso, además, había muchas expectativas puestas en una temporada turística especialmente buena que se esperaba sirviera para impulsar el empleo. Efectivamente, el turismo fue uno de los que servicios que mejor se comportó, pero no fue ni de lejos suficiente para compensar la destrucción de empleo.

Es un dato peor de lo que se podría esperar para un trimestre que suele ser positivo

Este mal dato aleja la previsión del Gobierno, que esperaba que se produjera una pequeña creación de empleo neta en el segundo semestre del año, cercana a los 60.000 puestos de trabajo. 'Obviamente, en este trimestre no se ha producido', constató el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que ni confirmó ni descartó con rotundidad esa previsión.

Tanto Campa como Gómez señalaron al ajuste fiscal y, por tanto, a la austeridad en el gasto que están aplicando las administraciones públicas como culpables principales de las bajas de ocupados y del aumento del paro. La ocupación en todas las administraciones bajó en 44.400 personas, lo que supone prácticamente una tercera parte de toda la destrucción de empleo del trimestre (146.800 ocupados menos).

'Además, no sólo se trata del empleo directo que generan, sino de los indirectos porque las administraciones tienen el papel de animar la economía con inversiones sociales o infraaestructuras', explica el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha Joaquín Pérez Rey, que considera urgente inyectar estímulos públicos en la economía y salir de la 'obsesión con el gasto público y los recortes sociales, que nos llevan a un escenario suicida'.

La construcción sigue destruyendo empleo; sólo en la industria bajó el paro

Algo muy diferente de lo que sostuvo el secretario de Estado de Economía, que insistió en que la reducción del déficit es la prioridad de la política del Gobierno y que también mencionó la reducción del número de personas que trabajan en el servicio doméstico (43.500 menos) como otra de las causa del aumento del paro.

Por otro lado, el ministro subrayó el 'papel crucial del estallido de la burbuja inmobiliaria' en el aumento del paro, es decir, de la construcción, que sigue destruyendo empleo, concretamente 59.500 puestos de trabajo durante el pasado trimestre, el sector con más pérdida de ocupados. El sector que mejor se comportó fue la industria, el único que aumentó su número de ocupados y en el que bajó el desempleo. El paro de larga duración se enquista: ya son más de 2,3 millones de personas las que buscan empleo desde hace al menos un año; de ellas 1,2 millones llevan dos o más años con la búsqueda.

'Estos datos eran previsibles, estamos en un momento en que nuestra economía es incapaz de crear puestos de trabajo. Además, la mayor parte de la demanda de mano de obra en el sector del turismo se habrá cubierto con empleo negro, porque es un foco de economía sumergida. Si a eso le sumamos que el principal generador de empleo precario, el Estado, corta el grifo...', afirma el economisa Alberto Montero, que señala la fuerte restricción del crédito de las entidades financieras como otro de los factores que contribuye a la asfixia del mercado laboral.

Más de 2,3 millones de personas buscan empleo desde hace más de un año

En el tercer trimestre se cumplió un año de la aprobación de la reforma laboral cuyos efectos o no se notan o son contrarios a lo pretendido por el Gobierno: el número de ocupados con contrato indefinido bajó en 160.600, mientras que los temporales crecieron en 42.700.

Por comunidades autónomas, el paro creció especialmente en La Rioja, Catalu-nya, Andalucía, País Vasco y Madrid. Nueve comunidades consiguieron reducir su volumen de desempleo, lideradas por Navarra, la única cuyo paro se reduce también en términos interanuales.