Publicado: 26.11.2013 21:40 |Actualizado: 26.11.2013 21:40

Desestimada la demanda de Sousa a Pescanova por despido improcedente

El expresidente de la multinacional e hijo del fundador reclamaba casi 700.000 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juzgado de lo Mercantil 1 de Pontevedra ha desestimado la demanda del expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, contra la multinacional por un supuesto despido improcedente por el que reclamaba 663.119,26 euros, informaron fuentes de la compañía.

Durante el juicio, celebrado el 18 de noviembre y al que no asistió De Sousa, los letrados de Pescanova y de la administración concursal, Deloitte, tacharon la reclamación de "temeridad".

El argumento jurídico de Sousa es que, previamente a su acceso a los cargos directivos de la empresa (fundada por su padre), él había empezado a trabajar desde la base en 1977, de forma que a su entender existía una relación laboral previa, que es la que ahora permitiría la reclamación de una indemnización de casi 700.000 euros.

Tanto Santiago Hurtado, por parte del administrador concursal, como la abogada de Pescanova recordaron que Sousa accedió al consejo de administración de la empresa sólo cinco meses después de su incorporación, y que en 1978 ya era director gerente.

De Sousa presentó, tras conocerse el informe elaborado por KPMG, su dimisión como presidente de la compañía gallega el pasado 17 de julio, cargo por el que percibía unos emolumentos de casi un millón de euros al año. En concreto, por su puesto ejecutivo como presidente percibía un monto de 989.000 euros, según los datos que figuran en el informe del Gobierno Corporativo del ejercicio 2011, el último disponible. Sousa, que ha demandado a Pescanova por despido improcedente, no llegó a un acuerdo en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de Vigo, por lo que el caso llegó a juicio.