Público
Público

La desigualdad llevó al 'crash', según expertos

Economistas avisan de los riesgos de concentrar la riqueza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algunos prestigiosos economistas, como Robert Reich, ex secretario del Trabajo de BillClinton, y David A. Moss, de la Universidad de Harvard, advierten de que el aumento de la desigualdad no debería preocupar sólo a los que aspiran a una sociedad más justa. A su juicio, la desigualdad tiene consecuencias económicas para el conjunto del sistema: favorece los crash.

Los dos momentos de mayor desigualdad registrada en EEUU son 1928 y 2007, la antesala de los dos batacazos económicos más severos de la historia contemporánea.

EEUU tenía en 2007 las mismas diferencias de renta que en 1928

En 1928, el 1% más rico de EEUU atesoraba el 23,94% de la riqueza (ver gráfico adjunto). Tras el crash del 29, el porcentaje fue reduciéndose como consecuencia de los programas sociales introducidos, que dejaron el porcentaje por debajo del 10% en la década de 1970. Pero tras la ruptura con el pacto keynesiano que en EEUU lideró Ronald Reagan, el 1% más rico volvió a ganar cuota en la riqueza nacional hasta superar de nuevo el 23% en 2007. Al año siguiente, Lehman Brothers se hundió.

'Cuando vi la correlación tan extraordinaria entre crisis financiera y desigualdad, no podía creerlo', explicó Moss a The New York Times. Economistas adscritos a la escuela clásica desdeñan la conexión entre ambos factores, pero para Robert Reich la interrelación es clara: 'No es ninguna casualidad que los dos grandes crash hayan ocurrido inmediatamente después de alcanzarse la mayor cota de desigualdad', ha escrito en The Nation.

'Estas situaciones incentivan a la gente que está en la cúspide de ingresos a tomar mayores riesgos'

Reich apunta dos razones: 'En estas circunstancias, el poder de compra de la clase media sólo se mantiene mediante crédito, lo que genera una burbuja de deuda. Y cuando se acumulan los ingresos en el 1%, esa gente suele invertir en lo que atrae a otros grandes inversores, lo que también facilita la creación de burbujas especulativas'.

Richard Freeman, economista de Harvard, añade otra hipótesis: 'Estas situaciones incentivan a la gente que está en la cúspide de ingresos a tomar mayores riesgos'.

Alejandro Inurrieta, del Instituto de Estudios Bursátiles, opina que 'la desigualdad es claramente un elemento de desequilibro económico'. Y la situación actual confirma a su juicio la premisa: 'Los países con menor desigualdad son los que mejor están saliendo de la crisis: los nórdicos, Canadá, Australia'.

'Tras el crash del 29, la desigualdad se redujo. Pero ahora la tendencia es exactamente la contraria. Así no se saldrá de la crisis', lamenta Arcadi Oliveres, economista de la Universidad de Barcelona.