Publicado: 14.11.2014 20:34 |Actualizado: 14.11.2014 20:34

Desmontando a Monago

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

LOS VIAJES

José Antonio Monago asegura que realizó 16 viajes a Canarias entre 2009 y 2010 pagados por el Senado y así lo certifica el letrado mayor de la Cámara Alta en un papel firmado. También que realizó 22 desplazamientos privados pagados por su bolsillo y el extracto de su Visa lo demuestra. Estos documentos, según el exsenador, están a disposición de la prensa.

La realidad es que Monago voló 32 veces entre Canarias y la Península a costa del Senado y compró 11 viajes con su tarjeta, aunque según revela hoy Público no viajó él, sino su novia para verle. Realizó más viajes a costa del Senado (16) que pagados por su bolsillo (11). Lo que certifica el letrado del Senado es que la Cámara Alta le pagó 16 viajes, porque es lo único que puede hacer, pero no aporta relación alguna de los mismos con su correspondiente agenda y destino.

LOS MOTIVOS

Ni el Senado ni Monago han aportado una correlación entre los viajes pagados por la Cámara Alta y su destino y motivos del desplazamiento del viajero, que en la rueda de prensa se ha limitado a enumerar unos cuantos actos (sin fecha) como "asistencia a comités insulares", reuniones con el "senador Antonio Alarcó" (¿No podían reunirse en la Cámara Baja, en Madrid?), "reuniones anónimas con el pueblo saharaui" o "analizar la presencia de las Fuerzas Armadas" en Canarias y Extremadura. Monago ha citado también campañas de turismo en Tenerife que ha exportado a Extremadura, entre otros actos sin fecha. De la comparencia de Monago (que no de documentos fantasma), se deduce que la isla prioritaria en sus presuntas políticas pro-Canarias es Tenerife (lugar de residencia de su expareja), pues en su comparecencia de prensa no ha citado ninguna otra.

El presidente extremeño incluye actos de partido entre los enumerados, pero el Senado no tiene por qué pagarlos, sino que (en teoría) se limita a abonar gastos por actividades parlamentarias, que no es lo mismo por mucho que Monago se esfuerce en mezclarlas.

LOS PAGOS

Monago asegura que los 16 viajes (32 billetes) certificados por el Senado en año y medio se los pagó la Cámara Alta porque se hicieron por encargo del Grupo Parlamentario. Ha blandido (que no entregado) un documento del letrado mayor del Senado certificando que esta Cámara le pagó los 32 billetes. Y punto. El letrado del Senado sólo puede certificar que se le abonaron los vuelos, no que fueron por trabajo o por cuestiones privadas, como denunció este periódico.

El exsenador presentó también una relación de pagos de Visa con importes variados, varios nombres de compañías aéreas y un buen número de borrones, según pudieron constatar los periodistas asistentes a la rueda de prensa en los escasos segundos que les dejaron ver los documentos al finalizar ésta ("Un cajón de sastre que incluía desde tres fotos sin fecha y ubicación hasta recortes de prensa de Monago en Extremadura. Yo de Canarias no he visto nada") Según ha podido saber Público, los viajes que pagó Monago son los vuelos utilizados por su novia de entonces para reunirse con él.

EL PARTIDO

La cuarta versión de Monago sobre sus viajes, la del viernes 14, incluye la afirmación de que el grupo popular ha respaldado a su exsenador por Extremadura y un senador canario (uno solo), Antonio Alarcó, ha garantizado que se reunió con Monago en Tenerife (¿Por qué no en Madrid, en el Senado?) muchas veces para que el hoy presidente autonómico pudiera ejecutar su actividad de responsable de canarias del PP en el Senado. Eso lo dijo en la rueda de prensa de ayer, pues en los días inmediatamente posteriores a la información de este diario, ningún senador fue capaz de decir qué actividad política iba Monago a hacer a las islas y ni siquiera que existiera o hubiera existido alguien que fuera responsable de otras comunidades ajenas a su circunscripción territorial. Hoy mismo, el ministro de Industria y presidente del PP canario aseguró que de los temas de Canarias, "se ocupan los senadores canarios".

Tampoco el Senado facilitó a este diario los viajes del senador Monago a Canarias entre 2009 y 2011, al tratarse de una información reservada, a pesar de abonarse con dinero público. Fuentes oficiosas, sin embargo, aseguraron que esa información estaba en manos de una empresa privada (la que expende los billetes directamente al senador sin control ni justificación alguna) y es prácticamente imposible acceder a ella por la restrictiva política del cliente de este tipo de compañías.

EL EJEMPLO

El diputado del PP por Teruel Carlos Muñoz fue obligado a dimitir por los mismos motivos por los que Monago dice que ha sido "víctima" de una conspiración. La presidenta de Aragón y del PP autonómico, Luisa Fernanda Rudi, fue alertada de que el periódico El Heraldo de Aragón iba a publicar los viajes privados de Muñoz a Canarias para ver a su novia (la expareja de Monago) y preguntó directamente al diputado si podía justificarlos. Éste se declaró incapaz de hacerlo y presentó su dimisión como dirigente del PP aragonés, renunció a su escaño y abandonó la política. El Congreso no certificó nada para él.