Público
Público

Despedido por una felación a un reo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Instituciones Penitenciarias ha suspendido provisionalmente de empleo a un funcionario de la cárcel de Palma por practicar supuestamente una felación a un preso.

Los hechos ocurrieron hace una semana en el Módulo de Comunicaciones del centro penitenciario. Una compañera del funcionario expedientado sorprendió al recluso cuando salía de los baños de mujeres de la prisión, abrochándose la cremallera del pantalón. En el interior del aseo, la mujer se encontró al funcionario. Instantes después, el reo confesó lo sucedido, por lo que la funcionaria elaboró un informe que remitió a la dirección del penal. Inmediatamente se abrió una investigación interna para esclarecer lo ocurrido. Además, se abrió un expediente disciplinario al empleado, quien se encargaba de las labores de vigilancia.

Desde Instituciones Penitenciarias aseguran que se está investigando dicho informe, 'siempre poniendo los hechos en cuestión' al tratarse de una denuncia 'que hay que contrastar'. Recuerdan, además, que la suspensión provisional de las funciones del vigilante es la única medida que puede tomarse desde este departamento, ya que 'corresponde a la Justicia decidir si se trata o no de un delito'.

Posible abuso sexual

Según tres artículos del Código Penal (181, 182 y 183), el empleado podría haber incurrido en un delito de abuso sexual por prevalimiento. En caso de que haya indicios suficientes de que fuera así, 'el fiscal se encargará de ratificar' qué tipo de infracción se ha producido, indicaron fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socias, dejó clara ayer su intención de recabar la 'realidad' de lo ocurrido en la cárcel de Palma. Para ello, anunció su intención de contactar con la dirección del penal para conocer 'qué medidas se han tomado' al respecto.