Público
Público

El desplome de la banca hace sangre en las bolsas

La opción del impago en Grecia eleva el bono español a los 338 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'A menos que puedas ver tus acciones caer un 50% sin que te cause un ataque de pánico, no deberías invertir en el mercado bursátil'. Cada vez menos inversores soportan a diario el órdago contenido en la cita de Warren Buffet. Y hoy fue una de esas jornadas de huida pura en los parqués europeos, donde el miedo y todos sus sinónimos habitan desde hace semanas. El empacho de noticias, como la dimisión de Stark, economista jefe del BCE, y de rumores, como que el gobierno alemán estaría planeando un programa de rescate para los bancos de ese país en caso de un impago por parte de Grecia, una cantinela que cada vez suena a más volumen, contribuyeron a otro jornada negra para el euro. La moneda única se despeñó durante unas horas por debajo de los 1,37 dólares, su nivel más bajo desde el pasado febrero. Aunque recuperó ese umbral al cierre de sesión, el euro ha perdido en el transcurso de la semana más de cuatro céntimos con la moneda norteamericana.

Los bancos galos y alemanes son los más castigados en las plazas europeas

En las bolsas, los números rojos pintaron todas las plazas europeas ante el desplome de los valores financieros. Las más castigadas, las entidades francesas y alemanas. Societe Generale, el primer banco francés, agudizó la devaluación de sus títulos (-56,63% anual) con una caída en el día del 10,58%. La desconfianza también castigó los títulos de Barclays (9,43%), BNP (-7,54%), Deutsche Bank (7,47%) o el Commerzbank, cuyas acciones continúan en caída libre. Las ventas le hicieron retroceder un 6,22%, que integran su descenso anual del 62,46%. Todos estos datos se trasladaron de forma negativa a los índices de referencia de las bolsas de París, Londres y Francfort. El CAC 40 sufrió una caída del 3,6%; el FTSE inglés del 2,35% y el Dax alemán del 4,04%.

Wall Street tampoco conseguía evitar el contagio y aparcaba el ambicioso plan de choque para crear empleo anunciado el viernes de madrugada por su presidente, Barack Obama. Al cierre de Europa, el S&P 500 perdía un 2,3%, el Nasdaq más de un 2% y el Dow Jones, un 2,5%.

El euro cotizó por debajo de los 1,37 dólares, su nivel más bajo desde febrero

Por su parte, el selectivo español cerró en mínimos anuales tras acabar la semana en 7.910 puntos y un descenso del 6,5%. Hoy se repitió la foto de pánico del pasado lunes con una pérdida del 4,44%. El Ibex 35 replicó el clima europeo con los grandes bancos desplomados por la parte baja del índice. El BBVA ha perdido un 6,62% hasta los 5,43 euros, y el Santander un 5,63% hasta los 5,52 euros. Ambas entidades abrieron la sesión con el anuncio de Goldman Sachs de que ha revisado a la baja su precio objetivo. El banco de inversión norteamericano ha rebajado el precio objetivo de la entidad que preside Emilio Botín en un 12,5% (de 9,50 a 8,30 euros) y en un 16% para BBVA (11,10 a 9,35 euros). Sólo un valor ha superado las caídas de la entidad de Francisco González y ha sido Arcelor Mittal. La compañía, asidua al puesto de farolillo rojo las últimas sesiones, ha terminado con una caída del 7,59% en los 13 euros.

'Es necesario actuar con urgencia para que los bancos puedan volver al negocio de la financiación de la actividad económica', reclamó Christine Lagarde, ante la volatilidad de los títulos financiero en los mercados. La directora gerente del FMI reiteró la urgencia de medidas fiscales que aplaquen los riesgos soberanos de cada país. Un anunció que coincidió con otra escalada en el mercado de deuda. La prima de riesgo de España, el sobreprecio que exigen los inversores por comprar bonos nacionales a diez años en vez de alemanes, escalaba hasta los 338 puntos básicos, frente a los 317 del jueves, ante el posible default de Grecia. El bono italiano se disparó hasta los 370 puntos. 'Italia es ahora mismo menos creíble que España', asegura Emma Marcegaglia, presidenta de la patronal transalpina.