Público
Público

Destacados políticos consideran posible un mundo sin armas atómicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Destacados políticos como el senador estadounidense John Kerry o el vicepresidente ruso, Sergei Ivanov, consideran que un mundo sin armas nucleares o de destrucción masiva no es una utopía y podría convertirse en una realidad en el futuro.

"No es una locura. Debemos intentarlo, ya que si no lo conseguimos viviremos en un mundo mas peligroso", dijo Kerry, presidente de la comisión de Exteriores del Senado de EEUU, durante un debate público en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

En parecidos términos se expresó Ivanov, aunque se mostró más escéptico en cuanto a los plazos al comentar que "no llegaré a verlo en vida".

"Pero si no empezamos con ello ahora" tampoco se conseguirá un mundo sin armas atómicas "en vida de nuestros nietos", señaló el político ruso.

Por su parte, el nuevo director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, comentó que cuanto mas se libre el mundo de armas atómicas mas necesario será el control internacional de las actividades nucleares.

El senador estadounidense comentó además que tanto Estados Unidos como Rusia tienen una responsabilidad especial a la hora de alcanzar esa difícil meta como iniciadores de la carrera de armamentos en el campo atómico.

Igualmente comentó que el peligro ahora no viene de las grandes superpotencias nucleares sino de países como Irán y Corea del Norte, que amenazan con convertir en papel mojado el Tratado para la No Proliferación de armas atómicas.

"Tenemos que preocuparnos de que ese tratado vuelva a funcionar", dijo John Kerry, quien comentó que un mundo libre de armas nucleares no pasa por un Irán con armas atómicas.

El político estadounidense destacó que la comunidad internacional debe hacer uso de todo tipo de presiones, también con sanciones si es necesario, para que Irán no consiga desarrollar y producir armas atómicas.

De lo contrario, el mundo se verá enfrentado a una nueva carrera nuclear, a la que podrían sumarse otros países como Kuwait, Arabia Saudí, Egipto y "numerosos países mas", dijo John Kerry.