Público
Público

La desunión europea castiga a los mercados

El diferencial español sube hasta 229 puntos básicos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Poco ha durado el bálsamo paliativo que supuso para las bolsas europeas que el BCE comprara bonos de los países periféricos la semana pasada. Tan poco como han tardado los ministros de Economía de la Unión Europea en dejar ver que no tienen nada claro el camino a tomar para solucionar la crisis de deuda en la que está inmersa la UE.

Las noticias que partían de los despachos de Bruselas durante la mañana de ayer hablaban de ampliar el fondo de rescate europeo, de la creación de eurobonos y, sobre todo, de la oposición de Alemania. Y si algo detestan los inversores es la indecisión.

El problema de la deuda volvió a resurgir ayer cuando el canciller austriaco, Werner Faymann, alimentó las dudas de que España tenga que ser rescatada próximamente. Aunque aseguró que espera que los esfuerzos que está haciendo el país den resultado, también advirtió respecto al rescate que 'nadie puede descartarlo'.

La advertencia golpeó con especial virulencia al riesgo país. Ayer, el diferencial del bono a diez años español frente al alemán fue el más alcistas de Europa. Subió diez puntos básicos, hasta los 229. Le siguió de cerca el irlandés, que subió ocho puntos básicos, hasta los 534 puntos básicos, por la incertidumbre que presenta la votación hoy en el Parlamento irlandés del nuevo Presupuesto que implantaría, en caso de aprobarse, fuertes medidas de contención de gasto.

Especialmente fuerte fue la tensión en torno a los seguros que cubre un posible impago, los llamados CDS, de los países de la periferia del euro. En este caso también fueron los españoles los que registraron el mayor incremento en todo el mundo; más de 19 puntos básicos, hasta los 313.

La agencia de calificación de riesgos Moody's se encargo de caldear aún más el ambiente rebajando el rating de Hungría y extendiendo los problemas a otros países.

También cotizaron negativamente las palabras del ex presidente del Gobierno español José Mª Aznar del fin de semana. 'El sistema financiero español necesita más capital. Sin él no podrá salir de la crisis', aseguró en un discurso en Nueva Jersey, (EEUU) el domingo.

En fin, un cóctel explosivo sobre todo para el mercado español. El Ibex 35 perdió un 1,25%, hasta los 9.889 puntos, con la banca encabezando las pérdidas. BBVA fue el valor más bajista en el Ibex 35 y en el Eurostoxx al perder un 2,91%, mientras que Santander se dejó un 2,2%.