Público
Público

Los detalles del intento de liberación del rehén francés acreditan la chapuza

Los yihadistas fueron advertidos de antemano de la llegada de las tropas galas, que asesinaron a ocho civiles, según algunos vecinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuantos más detalles salen a luz del frustrado intento de liberación del rehén francés Denis Allex en Somalia, más se constata lo chapucero de la operación. A los milicianos de Al Shabab el ataque francés no les pilló por sorpresa. Según un vecino de Bulomarer consultado por la agencia AFP en una información que recoge Le Monde, los yihadistas fueron alertados de la llegada del medio centenar de miembros de la Dirección General de la Seguridad Exterior francesa. Algunos habitantes de la zona los avisaron tras ver que varios helicópteros habían aterrizado a unos tres kilómetros de la ciudad en la que se encontraba el rehén, un espía galo secuestrado desde 2009. 'Mucha gente observó [a los militares franceses] desembarcar en el campo, los terroristas fueron informados de que había soldados y pudieron prepararse', aseguró esta misma fuente. Aunque sin precisar cómo, un comandante islamista, también confirmó haber sido informado de la llegada de los comandos franceses.

Además, vecinos de Mogadiscio aseguraron a AFP que en la operación también murieron ocho civiles somalíes, cuatro de ellos habrían muerto durante el combate que se vivió entre el Ejército francés y los insurgentes y, los otros cuatro, durante el descenso a tierra de los militares galos. La suerte que corrió el secuestrado aún es incierta. Mientras los islamistas afirman que todavía está vivo, el titular de Defensa, Jean-Yves Le Drian, señaló que todo hace pensar que está muerto. Por otro lado, Le Drian, que reconoció que que la resistencia había sido 'más fuerte de la prevista', aseguró que el intento de liberación de Allex se decidió hace un mes.

El intento de liberación del espía francés se decidió hace un mes 'Cuatro civiles, tres de ellos miembros de la misma familia, murieron. Los mataron en las inmediaciones de Bulomarer, en el lugar en el que aterrizaron los comandos franceses antes de entrar en la ciudad', señaló un vecino. 'No sabemos por qué los mataron', indicó, por su parte, una autoridad local que remarcó que sus cuerpos habían sido encontrados cerca de un lugar llamado Dhaydog. 'Otros cuatro civiles también murieron en el tiroteo que tuvo lugar en Bulomarer', añadió esta misma fuente. 

Según recoge AFP, entre los habitantes de esta zona reinaba este domingo la decepción con las autoridades francesas y muchos criticaban una misión que calificaban de 'muy poco profesional'.  

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, ha reconocido este domingo que fue 'un fracaso' la operación e instó a que no se dé crédito a cualquier información que indique que el rehén sigue vivo.

'Lo que pasó en Somalia es terrible, un fracaso, todo el mundo lo sabe. Se sabía que había una posibilidad de intervenir. Hacía falta encontrar el momento oportuno y finalmente el presidente (francés, François Hollande) decidió aprobar esa operación, que desgraciadamente terminó mal', dijo Fabius en una entrevista concedida a la cadena LCI.

El ministro añadió que 'es posible' que en los próximos días el grupo islamista radical somalí Al Shabab, que desde julio de 2009 mantenía cautivo a Allex, 'instrumentalice' lo sucedido con imágenes en las que se le vea con vida, y llamó la atención sobre la necesidad de tener cuidado con ese tipo de manipulaciones.

Las últimas informaciones que Fabius dice tener sobre ese rehén son las facilitadas por el Ministerio de Defensa, según las cuales, tal y como dijo ayer su titular, Jean-Yves Le Drian, 'todo apunta a que fue abatido por sus secuestradores'.

En esa intervención resultaron muertos además dos soldados franceses y 17 terroristas, pero según destacó ayer Le Drian, hacía falta correr el riesgo, porque Allex estaba siendo retenido 'en condiciones inhumanas'.