Público
Público

Detectadas graves irregularidades económicas en la gestión de la Fundación Niemeyer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La auditoría interna y la Intervención General del Principado de Asturias han detectado graves irregularidades económicas en la gestión de la Fundación Niemeyer,ha informado hoy la Consejería de Cultura.

La Consejería ha destacado que la fundación no dispone de facturas que justifiquen una parte de los gastos contabilizados en sus cuentas anuales.

Según asegura el consejero de Cultura, Emilio Marcos Vallaure, en un comunicado, "con este Gobierno donde haya dinero público habrá siempre transparencia en el gasto y control de la legalidad en los actos, en defensa de los intereses de los asturianos".

La Consejería subraya que en 2007 sobre un gasto de 500.026 euros, la cuantía correspondiente a viajes, hoteles y restaurantes, euros, ascendió a 120.165 euros; en 2008, sobre un total de 580.267, se elevaron a 363.576, y en 2009, sobre un total de 501.910, alcanzaron los 131.172, de acuerdo con el contenido del informe elaborado por la Intervención del Principado de Asturias.

Explica que el Principado de Asturias lleva invertidos y aportados en el Niemeyer hasta la fecha más de 45 millones de euros y que una parte de esa cantidad no dispone de facturas correctamente conformadas que justifiquen los gastos contabilizados, según refleja la auditoría KPMG en el informe realizado sobre las cuentas anuales de 2010.

Asimismo, el informe interno elaborado por la Intervención del Principado de Asturias "contempla otras numerosas irregularidades en la gestión económica de la Fundación Niemeyer", siempre según informa la Consejería.

Recuerda que el Gobierno del Principado de Asturias cedió gratuitamente el edificio del Centro Cultural Internacional "Oscar Niemeyer" de Avilés, valorado en 42.898.824,54 euros, hasta el próximo 14 de diciembre y que ha entregado subvenciones por 3.250.000 euros en cuatro años.

Según recogen las cuentas de la fundación, las cantidades percibidas hasta finales de 2010 ascienden a 4.354.000 euros, y se contabilizan como financiación privada hasta esta fecha 240.000 euros.

El patronato de la fundación presentó las cuentas anuales de 2010 el 21 de julio pasado y en ellas KPMG, su entidad auditora, indica que "no dispone y por tanto no ha podido facilitar, facturas y otra documentación soporte de determinados gastos".

"Adicionalmente, no hemos recibido respuesta a cartas de circulación enviadas a determinados proveedores y acreedores de la fundación, incluyendo a algunos con los que mantiene registrado saldos deudores", añade KPMG.

La Consejería agrega que esta situación, unida al estado de la documentación que justifica el empleo de las subvenciones de ese ejercicio 2010, que posteriormente se comprobó que se extendía a toda la vida de la fundación, dio lugar a que se solicitara la elaboración de un informe interno por el Principado de Asturias.

En él se indican, "entre otras irregularidades, que no se ha podido comprobar si la cuantía de los gastos de personal es correcta al no figurar en el expediente los contratos que los respaldan".

También se desconocen las cuantías percibidas por el personal al servicio de la fundación al no haberse proporcionado información alguna al respecto, expresa la Consejería.

Recoge además que los gastos en viajes, hoteles, restaurantes y similares carecen de soporte justificativo para tener la evidencia de que respondan a la naturaleza de la actividad subvencionada y resulten estrictamente necesarios, incluyendo en este extremo los justificantes presentados en los ejercicios 2007 y 2008, como fichas de desplazamiento y gastos con tarjetas de crédito que suman 14.561 y 29.514 euros, respectivamente.