Público
Público

Detectan dos mutaciones genéticas de cáncer letal de ovarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Investigadores identificaron dosmutaciones genéticas que causan una cantidad importante deltipo más difícil de tratar de cáncer de ovario, y aseguraronque apuntan a una nueva forma de activar y desactivar lostumores.

Los expertos esperan que sus hallazgos terminen ayudando alos médicos a puntualizar más los tratamientos y también queconduzcan al desarrollo de fármacos para tratar estas formas decáncer.

Los resultados, publicados por dos equipos separados deinvestigadores en las revistas Science y New England Journal ofMedicine, también sugieren un mecanismo previamente desconocidosobre cómo comienza el cáncer.

Los genes descubiertos afectan al carcinoma ovárico decélulas claras, una de las formas más agresivas de tumor deovario, que representa alrededor del 10 al 12 por ciento de loscasos. Es además uno de los tumores más letales y difíciles detratar.

Este tipo de carcinoma suele no responder a laquimioterapia. A veces, se lo relaciona con un crecimientoexcesivo del tejido uterino denominado endometriosis.

En la revista Science, el doctor Bert Vogelstein y suscolegas de la Johns Hopkins University en Baltimore nombraron alos dos genes nuevos como ARID1A y PPP2R1A.

"Brindarían oportunidades para el desarrollo de nuevosbiomarcadores y terapias que apunten a esos genes", indicó enun comunicado Nickolas Papadopoulos, de la Johns Hopkins, quientrabajó en el estudio.

Vogelstein, Papadopoulos y otros miembros del equipo tienenacciones de Inostics, una compañía con sede en Hamburgo,Alemania, que está desarrollando pruebas para ayudar adiagnosticar el cáncer.

Por su parte, el doctor David Huntsman, de la Agencia delCáncer de Columbia Británica publicó otro estudio en NewEngland Journal of Medicine que se focalizó en el ARID1A.

El equipo de Huntsman halló que el ARID1A no sólopresentaba variaciones en el carcinoma ovárico de célulasclaras sino además en un segundo tipo de tumor de ovariovinculado con la endometriosis.

"En general, el 46 por ciento de los pacientes concarcinoma ovárico de células claras y el 30 por ciento concarcinoma endometrial presentaban (...) mutaciones en elARID1A", señaló el equipo, que no halló la variación genéticaen ningún otro tipo de tumor de ovario.

Según Huntsman y sus colegas, se sospecha que el gen ARID1Atambién actúa en algunos casos de cáncer pulmonar y mamario.

La mutación habilita a que el ADN sea "leído" erróneamentey se active, señaló el equipo de la Johns Hopkins University.

"Tomados en conjunto, estos datos sugieren que el ARID1A esun gen supresor tumoral clásico", expresó el equipo deHuntsman. Ese tipo de genes, cuando no presentan mutaciones,ayudan a detener a los tumores. Un ejemplo famoso es el BRCA1en el cáncer de mama.

Cada año, alrededor de 230.000 mujeres son diagnosticadascon cáncer de ovario en todo el mundo. La mayoría de los casosno se detectan antes de la expansión, debido a que causansíntomas vagos y casi el 70 por ciento de quienes presentan laenfermedad avanzada mueren en cinco años.