Público
Público

La detective india Lalli vuelve a la escena del crimen en una nueva novela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aparición de un cadáver en un edificio de Bombay es el punto de partida de "La canción del jardinero", una novela con la que la escritora india Kalpana Swaminathan devuelve a la escena del crimen a su detective Lalli y con la que además ha querido escribir "un libro sobre la vida familiar en India".

Con un título extraído de un poema del escritor Lewis Carroll, "La canción del jardinero" (Siruela) continúa la saga de novela policiaca de la detective Lalli y su sobrina -una aspirante a escritora encargada de narrar la historia-, personajes que aparecieron por primera vez en la obra "Los crímenes de Ardeshir Villa" (2006).

"Además de una novela policiaca este es un libro sobre la vida familiar en India, una vida llena de situaciones y soluciones imposibles", ha dicho hoy Swaminathan en una entrevista a Efe, en la que ha asegurado además que la novela refleja la realidad de Bombay, "una ciudad que es plural en su esencia".

"La canción del jardinero" arranca con la historia de una muerte en extrañas circunstancias: el señor Karunakar Rao, uno de los habitantes del edificio Utkrusha, aparece muerto en el ascensor del lugar y todo apunta a que se trata de un asesinato.

La investigadora Lalli, antigua detective de homicidios de la policía de Bombay que reside en el mismo edificio, comienza a indagar por las aparentes razones de la muerte de Rao y descubre que, por cuenta de sus constantes intromisiones, el difunto había logrado ganarse la animadversión de sus vecinos.

Entonces empiezan a aparecer en la historia una serie de personajes que, aunque no parecen tener mucho que ver con el homicidio, se van desvelando como posibles sospechosos a medida que avanza la trama: una pariente lejana de los Rao, una pareja del edificio y un par de turistas holandesas, entre otros.

"Quería que la protagonista de esta saga fuera una mujer libre y que estuviera sola, sin ningún tipo de relación sentimental, para que nada la atara", ha asegurado Swaminathan, quien ya tiene lista en inglés la siguiente novela de esta detective y que pronto se publicará en su país.

Además de escritora, Kalpana Swaminathan trabaja como cirujana pediátrica en Bombay, un oficio que, dice, le permite "observar y entender mejor el comportamiento humano" y "tener una visión más cercana de lo injusta que puede ser la vida con algunos".

Apasionada y entusiasta al hablar, Swaminathan es además autora de las novelas "Ambrosia for afters" (2003) y "Bougainvillea House" (2006); los libros infantiles "Ordinary Mr. Pai" (2000) y "The Weekday Sisters" (2002), entre otros, y de columnas de ciencia y literatura para varios periódicos junto a su colega Ishrat Syed.

Swaminathan ha asegurado que escribe novelas policiacas porque considera que es "la mejor manera de lograr una justicia que es utópica" y ha dicho que una de sus mayores influencias dentro del género es el escritor Arthur Connan Doyle, creador del mítico detective Sherlock Holmes.

Martín Franco.